[3-9] <Shuu> La situación más tensa

Cuando Isagi llegó, un horrible espectáculo entró en su visión.
Los cadáveres de cuatro aventureros, los restos de sus cuerpos estaban desperdigados por todas partes.

Shirbenia y Renzou estaban en el piso.
Y el chico que justo en ese momento enterró su espada en el pecho de Renzou.
Hiyama Shuu.

Isagi dudó de sus ojos.

Shuu, cubierto de sangre, miró hacia Isagi.
Él inclinó su cabeza como siempre.

[…Isa-kun? Por qué estás aquí?]
[Shuu, tú…]

Isagi cuidadosamente le hizo una pregunta.

Por qué Shirbenia está en el piso?
Y por qué Shuu es el único en pie.

[Qué demonios estás haciendo? Tú…… Oi, Shuu…]
[Pensé que sería Yoshinobu-kun o Dyutyu-san quien vendría aquí.
Es inesperado que tú seas el que está aquí, Isa-kun.]
[Shuu!]

Él enterró su espada en la palma de Renzou.
Renzou se quejó.
Parecía que aún estaba vivo.

Shirbenia también se sacudía ocasionalmente.
Aunque la sangre fluía de su pequeño cuerpo y teñía la tierra de rojo, ella seguía respirando.

Por el contrario, los aventureros que estaban esparcidos alrededor de ellos parecían completamente derrotados.
Era probable que hubieran sido asesinados tantas veces que excedió el poder de la piedra de renacimiento para revivirlos de nuevo.
Si fueran Renzou o Shuu, podrían ser capaces de hacerlo.

Era difícil para Isagi aceptar honestamente lo que estaba ocurriendo frente a sus ojos.
Habían varias otras cosas que eran extrañas.

Aunque quería pensar por más tiempo, Isagi inspiró lentamente.
Tenía que llegar a una conclusión sobre esta situación con una cabeza fría.

Primero, Shirbenia.

[…Por qué Shirbenia está en el piso aquí?]

Shuu ni siquiera intentó evadir la pregunta.

[Yo soy el que la arrastró hasta acá.
Después de todo, Shirbenia-chan se convertiría en una gran amenaza para mí. Cierto?]

Isagi apretó su puño fuertemente.
Rompió su piel e hizo que su mano sangrara.

[…También Renzou. Fuiste tú el que le hizo eso?]
[Y qué si lo hice?]
[Por qué…
Por qué hiciste esto, Shuu!?]
[Isa-kun.]

Peinó su cabello.
No se veía diferente de como lo hacía normalmente.

[Isa-kun piensa que el ejército del Señor Demonio ganará si sigue así?]
[Qué acabas de decir……?]

Cuando Isagi preguntó de vuelta, Shuu respondió con una respuesta extremadamente lógica.

[No sé qué tan fuertes son los otros aventureros, sabes? Pero con solo unas cuantas personas ya terminamos así. Cierto? También lo entiendes verdad? Esto es realmente imposible.
No vayas contra alguien fuerte. No hay nada que un pequeño y débil ejército puede hacer contra uno gigante. Entiendes?]
[Por esa razón, tú yo no…]
[No te importaría perder algunas cosas cierto, Isa-kun?]

Con su tono gentil usual, Shuu dejó salir esas palabras agudas.

[No seremos capaces de volver a nuestro antiguo mundo.
Tú también piensas eso, verdad?]
[No es algo seguro.]
[Está bien. Incluso yo sé que existe esa posibilidad.
Cuando seamos capaces de volver ya habrá pasado tanto tiempo que nuestras memorias de Japón estarían a punto de desaparecer.]

Aunque sus ojos se veían calmados, quizás eso era porque él desde el comienzo no había esperado nada. Una cruel amabilidad. Tal vez esa era la verdadera naturaleza de Shuu.

Aún no. Era demasiado pronto para llegar a una conclusión.

[Entonces lo decidí.
No hay más opción que escapar de un barco que está a punto de hundirse.
Dejaré a un lado a la raza demonio y me uniré al lado de los aventureros.
No haré lo que me dicen esos que solo están afirmándose de una pequeña luz de esperanza.
Iré por el camino que yo mismo decida.
Finalmente, el día ha llegado.]

Shuu abrió y cerró su mano.
Isagi no podía evitar sentir una desagradable sensación viendo la condición de Shuu.

Él era ciertamente impresionante, pero…

[…Espera un momento, Shuu.
Tú. Entiendes lo que estás diciendo?]
[Por supuesto.
El que no lo entiende eres tú, y también Renzou y Yoshinobu.]
[No, no es eso.]

Isagi sacudió su mano y miró con fuerza a Shuu.

[Si pensabas hacerlo tendrías que haber escapado de este castillo más rápido que esto.
Por qué no lo hiciste antes?
Hablando todo este tiempo y también tomando el riesgo de ganar la oposición de los aventureros. Cierto?]
[……]

Shuu entrecerró sus ojos.

[Es solo un problema del momento.
Siempre me lo pregunté, sabes, si estaba bien que me quedara con la raza demonio.
Después de todo, el Emperador Demonio está muerto y la raza demonio fue acorralada. Verdad?
En otras palabras, no es esto cosechar lo que siembras?
Que un país o dos sean destruidos, no es eso algo normal en la historia?
Aunque digo eso, qué lado es el correcto? No creo que lo sepas.
Es mejor seguir al fuerte, de ese modo podemos vivir seguros.
Ese es mi único interés.]
[…Es eso cierto?]
[Aah, es cierto.
Mientras estaba en eso, pensé en llevar el cuello de un Señor Demonio como regalo, sabes.
Por eso no hay mejor momento que este.]

Quizás no estaba mintiendo, pero los instintos de Isagi le decían que Shuu tampoco estaba diciendo la verdad.

Era por los cuatro meses que habían compartido, aunque no se podía decir que haya sido mucho tiempo.
Isagi apuntó a los dos en el piso junto a él.

[…SI eso es cierto, entonces por qué Renzou y Shirbenia siguen ivovs?]

Como si ya hubiera preparado una respuesta a esa pregunta, Shuu respondió inmediatamente.

[Es porque Isa-kun apareció en el momento en que pretendía acabarlos.]
[Aunque todos los aventureros están muertos?]
[Si no terminaba con ellos apropiadamente volverían a la vida después de todo.]

Con solo palabras Shuu no se quitaría su máscara.
Eso, Isagi lo entendía perfectamente.

Cada minuto de esto era tiempo precioso.
Él tenía que encargarse de Renzou y Shirbenia rápidamente.
Alargar esta conversación más no era bueno para él.

[Está bien Shuu. No necesitas hablar de las cosas importantes.]
[Si es sobre esconder algo, pienso que tú estás haciendo lo mismo. Verdad?
Me pregunto cuándo conseguiste tanto poder.
Aunque pensaba que eramos amigos.]

Isagi dejó salir un suspiro.
Luego de eso, él estiró su mano.

[Shuu, pretenderé que no vi nada.
Comencemos de nuevo.
Nosotros, restauremos la dignidad de la raza demonio.]

Esta era la última propuesta de Isagi.
Si llegaba a necesitarlo le mentiría a Renzou y Shirbenia.
Se postraría junto a Shuu y pediría perdón.

En vez de volverse en enemigos con Shuu, eso era mejor.

[Eres amable, Isa-kun, pero sabes, esa es mi línea.]

Shuu hizo una sonrisa amarga y apuntó su mano hacia Isagi.

[Isa-kun, no eres una persona normal. Cierto?
Sin importar como es realmente, lo noté vagamente. Sabes?
Es mejor abandonar a la raza demonio.
Si unimos fuerzas, pienso que de seguro podremos tener una mejor vida en este mundo.
Vamos, Isa-kun.
Si pensaste que eras mi amigo todo este tiempo, entonces vamos.]

Junto a Shuu, abandonando todo.
Él iría al continente Suraosha y buscaría a Plea.
Eso ciertamente suena divertido.

Sin embargo…

[Shuu.]
[Isa-kun.]

La mirada de los dos se encontró.

[No puedo, Shuu.
Fui invocado por la raza demonio como su salvador.
No puedo simplemente abandonarlos.]
[……Entiendo.
Aunque pienso que iría bien contigo. Sabes?]

Dijo Shuu sonando arrepentido.
El corazón de Isagi dolía.

[Realmente tenemos que pelear seriamente, Shuu?]
[……Si eso es necesario ‘para mi objetivo’.]

Dijo Shuu.

Pensando en ello de nuevo, hace cuatro meses, cuando los cuatro reunieron sus manos en el patio.
Shuu no dijo algo como «Salvemos a la raza demonio» o «Volvamos a nuestro mundo», sino que «Logremos nuestros objetivos».

Shuu dijo algo así.
La razón para eso era algo que Isagi no llegó a entender.

Lo único que Isagi entendía era que si dejaba que Shuu escapara de aquí, de seguro se convertiría en un gran enemigo de la raza demonio.

[Por favor, Shuu.
Estos cuatro meses que pasé contigo fueron realmente divertidos.
Sigamos con esto juntos.]
Siento lo mismo. Sabes?
El único tiempo en que mi corazón está en calma es cuando estoy con ustedes chicos.]
[Si es así entonces-!]
[Entonces…]

En ese momento, los dos se dieron cuenta de que sus caminos no se cruzarían.
De ahora en adelante.
Este era su último encuentro.

[……»Si quieres ir tendrás que derrotarme», quieres decir eso?]
[Diría eso.]
[Ya había pensado esto antes pero Isa-kun tiene partes en las que es algo infantil. Verdad?
Esa cosa… cómo la llama la gente?]
[Cállate. Estoy consciente de mi chuunibyou.] (Nt: Sindrome de octavo grado «El dragón sellado en mi brazo derecho…!» y tal.)
Shuu e Isagi se rieron.

La tensión aumentó.
Cuando termine, uno de los dos estará en el suelo.

—–En ese momento, el hombre con ojos rojos se levantó lentamente.
Ese hombre se puso de pie entre Shuu e Isagi.

Renzou.
Era Renzou, quien seguía inconsciente.

[Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!]

Se veía igual que Yoshinobu en ese entonces.
El descontrol de la técnica de sellado.

Sobre todo lo demás, tenía que activarse en este momento…

Renzou, que había perdido su habilidad para distinguir aliados de enemigos, corrió hacia el que estaba más cerca de él—-
Renzou reveló sus colmillos hacia Shuu.

[Renzou!]

Cuando Isagi gritó, Shuu levantó ambas manos.
De sus palmas, Isagi podía ver que alguna clase de luz apareció.

La línea de luz se acercaba a Renzou.
Eso no era bueno.
Esta vez Shuu intentaba seriamente matar a Renzou, como tratando de separarse de su propia debilidad.

[Como si fuera a dejar que pasara!]

Isagi rápidamente usó su ojo izquierdo hacia Renzou.
Justo antes de que el disparo de luz de Shuu tocara a Renzou, desapareció.
Renzou también colapsó en el lugar como una marioneta a la que le cortaron las cuerdas. Pero Shuu, que vio como borraban su rayo de luz, nuevamente escribió más magia negra.

Su objetivo esta vez era Isagi.

No era bueno.
—-El momento de activación de la «Técnica de Ruptura» no era suficiente.

Isagi intentó girar su cuerpo con todo su poder.
Quizás intentó concentrarse en la velocidad de invocación de su hechizo.
La magia negra que Shuu escribió era una simple.
Una flecha de fuego se acercó a Isagi.
El hechizo rozó su cabeza.

Desde la mejilla de Isagi comenzó a caer algo de sangre.

[Usas un poder realmente extraño eh, Isa-kun, pero parece diferente a una técnica de sellado…]
[……Tomaste mi línea.]

Shuu estaba usando «Brujería».
No era magia negra. Era «Brujería».

Hiyama Shuu, él era un hechicero.

Nadie sabía cuándo despertó ese poder.
Quizás el hecho de que pudo derrotar a Shirbenia, que estaba protegiendo el castillo, fue gracias a esa brujería.
Un hechicero es alguien peligroso.
Son capaces de usar varias «Habilidades» sin gastar mucho tiempo.

Ninguno de ellos sabía cuál iba a ser el siguiente movimiento de su oponente. Así, se produjo un estancamiento.

Especialmente Isagi, tenía que poner su respiración en orden.
Si esto seguía así, Isagi tendría que romper las piernas de su amigo para detener su movimiento.

Los dos chicos estaban cara a cara.

Sin embargo, esa atmósfera fue destruida por un hechizo de magia negra que llegó de nuevo.
Era una bola de fuego.

El bombardeo que supuestamente se había detenido por un tiempo, nuevamente comenzó desde lejos.
Ahora mismo Shirbenia estaba inconsciente en el piso. El castillo estaba desprotegido sin ella.
No había otra forma, Isagi tenía que protegerlo.

[Kuh, todos y cada uno de ellos—-!]

Gritó Isagi inconscientemente.
Había usado la técnica de ruptura consecutivamente.
Ya era ganar o morir.

Las cuatro bolas de fuego que vinieron al mismo tiempo fueron borradas en un instante por Isagi.

Al mismo tiempo en que sus ojos brillaban, hacía que todo el efecto del poder mágico desapareciera.
Cada pequeña parte de él.

Para el cuerpo de Isagi, que es el portador de ese poder, el efecto de la técnica de ruptura era el más efectivo.
La técnica de ruptura también borra el poder mágico del cuerpo de Isagi.
Por un tiempo, justo después de haber activado esa habilidad, el poder físico de Isagi no es diferente del de una persona normal.
Shuu pateó el suelo y corrió hacia Isagi.
Quizás lo hizo inconscientemente, pero esa era una rara oportunidad para él.

En su mano derecha tenía una espada y en la izquierda magia negra.

[Lo siento, Isa-kun.]

Su espada estaba danzando y el fuego volaba por doquier.

[Si quieres disculparte, desde el inicio no hagas esta clase de cosas.]
[Qu—-]

Isagi bloqueó la espada con su codo y evadió el hechizo.
Mientras lo hacía golpeó a Shuu en la cara.
Era una reacción puramente inconsciente que vino de su entrenamiento en artes marciales.
Aunque no pudo hacer que se desmayara en un golpe, lanzó a Shuu un par de metros.
Luego de eso, mientras se tambaleaba, logró recuperar su postura.

[Aunque yo también tenía al intención de esconder mi poder, para que haya tanta diferencia…]
[Shuu…]

Él extendió una mano hacia Isagi, que se acercaba un paso a la vez.
Quizás aún pretendía pelear.

Shuu hizo tres cosas.

Primero, un ritual mágico. Conjuró una magia negra enorme y entonces, un brillo lineal vino de su mano— si se veía de cerca era algo parecido a una cadena —y se disparó hacia el piso.
De nuevo, otra cadena se disparó desde su otra mano y voló hacia atrás.

Usar magia negra y brujería al mismo tiempo era extremadamente difícil, incluso para Plea, que era una hechicera.

Isagi sabía que incluso ella tendría problemas haciendo algo como eso en tan poco tiempo.
Incluso mientras estaba siendo arrinconado, Shuu podía hacerlo fácilmente, Isagi se preguntaba en serio qué demonios era él.

Thud, sonó desde el suelo. De repente, las cadenas de luz aparecieron.
Esas cosas volaron a la cara de Isagi y él esquivó girando un poco.
Las cadenas volaron por el aire por un momento y luego cayeron apuntando a Isagi.
Él lo esquivó otra vez rodando por el piso.

Cadenas de luz.
Quizás, ser capaz de controlarlas como quería era la brujería de Shuu.

El rango del ataque era por lo menos suficientemente largo como para llegar al lugar de Shirbenia disparado desde allí.

De seguro, Isagi no podría esquivarlo para siempre.

Isagi corrió directo hacia Shuu.
Las cadenas lo siguieron desde atrás ronzando los lugares que pisaba.

Apretando su puño, Isagi saltó casi frente a Shuu.
Entonces, Shuu activó su magia negra.

[Oh’ la luz!]

Muy tarde. Desde esa posición no alcanzaría a completar el encantamiento.
Isagi era más rápido.

Sin embargo, el cuerpo de Shuu se retiró a una velocidad increíble.
La cadena que disparó de una de sus manos se envolvió alrededor de una roca detrás de él y acortó la cadena rápidamente.

Con esto Isagi no sería capaz de alcanzarlo y había caído en la trampa de Shuu.

La brillante luz que era suficiente para llenar su visión, se quemó en la retina de Isagi.
Si seguía avanzando así no sería capaz de evitar ser reducido a cenizas.
Sin embargo.

[Shuu!]

Con sus cinco dedos, Isagi destruyó la luz.

Shuu, estaba sorprendido y gritó.

[Isagi!]

La esencia de la técnica de ruptura no estaba solo en su ojo demoníaco.
Con su mano, Isagi destruyó la magia negra y se lanzó hacia Shuu.

La magia negra que Shuu disparó parpadeó detrás de Isagi.
Dejando atrás la luz parpadeante, Isagi avanzó aún mas.
Su puño se encontró con el estómago de Shuu.

[Raaaaa!]

Mientras gritaba, lanzó el cuerpo de Shuu lejos, pero él saltó al momento del impacto. El ataque no fue capaz de dar gran daño.
Igual que antes, se retiró y desapareció habilidosamente.

Simultáneamente, una cadena de luz se acercó desde atrás de Isagi y desgarró su costado.

Su rostro se retorció de dolor.

Mientras se envolvía en una roca, la otra cadena también desapareció.

[……Hah, haaaah.]

Sin aliento, Isagi limpió el sudor de su frente.

Puso una mano en su costado.
Aunque había algo de sangre fluyendo, no era una gran herida.

Pero, terminó dejando a Shuu escapar.

Isagi presionó su ojo izquierdo por el dolor.
Debido al fuerte uso de la técnica de ruptura, todo su cuerpo se quejaba.
Si al menos tuviera una espada…

—–Podría haber matado a Shuu.

…..No, él se preguntaba, habría sido capaz de hacerlo?
El Isagi actual, habría podido matar a ese hombre?

Isagi apretó su puño, y entonces su propia cabeza.
Con un sonido sordo, su cabeza crujió.

Entre sus cejas, sangre comenzó a caer.

[…..Shuu. La próxima vez que nos encontremos, yo tampoco dudaré sabes?]

Un hechicero que poseía una técnica prohibida.
Eso es sin duda el poder del Emperador Demonio Anrimanyu, Shuu definitivamente será una amenaza.

Aunque Isagi aún podía perseguirlo, sabía que si hacía eso no habría nadie para proteger el castillo del Señor Demonio.
En ese lugar, Isagi se dejó caer al piso.

Estaba cansado, pero tenía que atender a Renzou y Shirbenia.
Se levantó lentamente y una vez más miró en la dirección en la que Shuu desapareció.

[Oye, Shuu.
Me pregunto si tenía que llegar a esto. Somos…
…Shuu.]

Ese murmullo, se hundió en la tierra y desapareció.
En el horizonte el sol se hundía lentamente indicando que el día finalmente estaba terminando.

Las peleas de Isagi ni siquiera tomaron un día.

Un montón de cadáveres se acumularon, pero aún así, el que quedó en pie hasta el final fue el chico que una vez fue llamado el más fuerte de la raza humana.


>Rimino: Herida seriamente.
>Shirbenia: Herida seriamente.
>Ira: Condición desconocida.

>Renzou: Herido seriamente.
>Yoshinobu: Trauma emocional.
>Shuu: Alejado.

>Isagi: Casi ileso.

Renzou: Fue derrotado por un ataque sorpresa. Débil.
Shirbenia: Fue derrotada por un ataque sorpresa. Ya que se dejó llevar no notó la cadena de luz que venía hacia ella. Sigue siendo débil.

Shuu: Mientras es un hechicero, también es un usuario de técnica prohibida. Un chico con muchos misterios. Tiene la voluntad para ser más fuerte.

Isagi: Rey Chuuni. Fuerte (convicción).



Anterior | Indice | Siguiente