Los que miran al cielo


Cuando Andou Misa murió en la Tierra y fue reencarnada en Origen por Rodcorte, se le dio la capacidad de transformar su cuerpo en vapor y se convirtió en Misa Anderson.

Al parecer, Rodcorte pensó en su capacidad como una habilidad cheat, pero ella pensaba que era una especie de superpoder, aunque podría haber sido considerado como un cheat en el sentido de que había nacido con un poder que ningún humano podría alcanzar jamás, por muy talentosos que fueran.

Y luego murió en Origen, quemada viva por Baba Yaga, un miembro de la Octava Guía con la capacidad de combustión.

En aquel entonces, incluso con la capacidad de transformar su cuerpo en vapor, se había vuelto incapaz de hacerse completamente invisible, y lo más importante, había sido encontrada por Baba Yaga en un espacio confinado que era la base subterránea de la Octava Guía. Al final, estas fueron las cosas que sellaron su destino.

Incluso antes del incidente, ella era consciente de que no sería capaz de luchar contra Baba Yaga.

Si Misa convertía todo su cuerpo en vapor, era imposible atacarla físicamente. Pero el fuego era su peor enemigo. Si el vapor de su cuerpo era alterado por la combustión, ella perdería su cuerpo.

También tenía la opción de luchar sin utilizar su habilidad ‘Sylphid’, confiando en la magia y las artes marciales que había aprendido en su entrenamiento, pero le resultaba difícil bloquear las poderosas explosiones que Baba Yaga podía producir instantáneamente.

Estratégicamente, era mejor para Misa evitar a Baba Yaga a toda costa. Se suponía que ella debía mantener su distancia de Baba Yaga y permanecer junto con ‘Odin’ Hazamada Akira que tenía la capacidad de ver con precisión varios segundos en el futuro mientras recuperaban el cadáver de Pluto.

Pero Baba Yaga había estado en una posición inesperada, y Misa y Hazamada Akira habían sido quemados vivos cuando ella lanzó y detonó material orgánico portátil… una botella de plástico llena de aceite.

Misa había nacido de nuevo en Lambda como Misa Anderson.

Y ahora no soy diferente de los curiosos espectadores de allá abajo. Qué deprimente, pensó para sí misma.

Ella estaba mirando hacia la plaza de la ciudad de Morksi con su cuerpo convertido completamente en vapor con su habilidad ‘Sylphid’.

En la plaza, había una multitud de espectadores haciendo algo de ruido, y el duelo entre el ‘Brazo Fuerte’ Gordon, el ‘Lobo Hambriento’ Michael, Simon y Natania acababa de empezar.

Naturalmente, la gente involucrada en el duelo, la multitud observando… e incluso Vandalieu, que estaba viendo el duelo desde primera fila, no habían notado la presencia de Misa.

Este hecho la hizo sentir menos miserable.

Vale la pena esforzarse de vez en cuando, pensó.

En Origen, Misa no había sido capaz de hacerse completamente transparente, y a veces había sido detectada por perros policiales y militares durante su entrenamiento. Pero después de reencarnar en Lambda, había mejorado con éxito su habilidad ‘Sylphid’.

Había adquirido la capacidad de hacerse completamente invisible, y no podía ser detectada ni siquiera por monstruos de alto rango con un agudo sentido del olfato. Incluso era capaz de lanzar magia en forma de vapor, y también podía mover objetos hasta cierto punto.

Estos fueron los resultados de aproximadamente dos años de entrenamiento diligente, junto con el hecho de que había elegido el cuerpo de un elfo, una raza cuyos miembros a menudo tenían una fuerte afinidad por el atributo viento.

Actualmente, ella estaba bajo los efectos de un hechizo que ‘Odin’ Akira Hazamada había inventado, uno que borraba la presencia de su magia y fuerza vital. Con esto, ni siquiera Vandalieu pudo detectarla. Así pensó ella, pero tuvo cuidado de no dejar que sus ojos se encontraran con los suyos.

Parece contradictorio vigilar a alguien mientras se le quita la vista de encima, pero… No quiero ser destruida como ‘Death Scythe’, pensó, recordando a otro individuo reencarnado, ‘Death Scythe’ Konoe Miyaji.

Konoe Miyaji había logrado detener el corazón y los pulmones de Vandalieu, pero había recibido algún tipo de ataque a cambio, causando que su alma se rompiera.

En ese momento, Vandalieu había estado en la superficie del mundo, mientras que Konoe Miyaji había estado en el Reino Divino de Rodcorte – un lugar donde normalmente ni siquiera la magia podría hacer efecto. Konoe Miyaji había poseído la habilidad cheat ‘Death Scythe’ que funcionaba a través de su mirada, mientras que a Vandalieu no se le había dado ninguna habilidad cheat.

Rodcorte había concluido que la destrucción de Konoe Miyaji había tenido lugar por el efecto de alguna Habilidad que Vandalieu poseía, y Misa y sus compañeros estaban de acuerdo con esta conclusión.

El efecto de esa Habilidad no era lo suficientemente poderoso para destruir el alma de alguien o herirlo mortalmente con sólo hacer contacto visual. Era posible que se necesitaran múltiples condiciones para que la Habilidad surtiera efecto, por lo que Misa haciendo contacto visual con él en este caso podría no desencadenar la Habilidad.

Pero Misa no tenía intención de arriesgar su vida y destruir su alma para determinar si ese era el caso.

En cualquier caso, reunir información sobre las circunstancias que rodean a Vandalieu era valioso en sí mismo. Era valioso, pero –

Esto no es bueno… Ese tipo Gordon no es rival para él, pensó Misa mientras miraba al ‘Brazo Fuerte’ Gordon, que estaba luchando actualmente contra los compañeros de Vandalieu.

Para ser un aventurero de clase C, no estaba mal. Como su título lo sugería, era un luchador de primera línea que valoraba su fuerza física, y esto era lo suficientemente bueno para cumplir con ese papel.

Considerando sus movimientos defensivos, su Habilidad ‘Técnica de Lucha Desarmada’ también estaba por encima de la media… alrededor del Nivel 3 o 4. Sus puñetazos hacían un sonido audible por la fuerza con la que el aire era empujado por sus puños.

Pero Miles los evadía con facilidad. De hecho, incluso se burlaba de Gordon, fingiendo ser un entrenador de boxeo.

«¡Uno, dos! ¡Uno, dos! ¡Mantén los brazos más cerca de los lados!», dijo Miles, sonriendo.

Enfurecido, Gordon lanzó sus puñetazos cada vez más furioso.

«T-tu bas… Gah!», gritó mientras Miles usaba las aberturas creadas por sus bruscos movimientos para dar un golpe.

«Te dije que mantuvieras los brazos más cerca de los lados, ¿no?», dijo Miles.

Su golpe, del cual había retenido mucha fuerza, se detuvo justo antes de romperle las costillas a Gordon. Sintiendo el dolor y el impacto, y sintiendo la fuerza de Miles, el rostro de Gordon se puso pálido.

Tardó en notarlo, ¿no? … No, supongo que no puedo culparlo, ya que asume que su oponente es sólo un tipo que dirige los barrios bajos, pensó Misa.

En Origen, incluso los hábiles mercenarios y los soldados de fuerzas especiales no serían negligentes al tratar con pandillas o miembros de la mafia. Sería sencillo tratar con armas como cuchillos, pero incluso las pandillas y los miembros de la mafia serían una amenaza si estuvieran armados con armas del mercado negro y medios mágicos.

Y todos los humanos eran iguales en el sentido de que cualquiera moriría si recibiera un ataque en un punto vital.

Pero en Lambda, la diferencia entre un aventurero de clase C y un miembro de una pandilla era asombrosamente grande. Un aventurero de clase D, con un margen de seguridad razonable, sería capaz de cazar osos con regularidad. Pero un aventurero clase C sería capaz de matar a un oso con un solo golpe.

Desde la perspectiva de alguien de Origen, un aventurero clase C sería un superhumano.

Mientras tanto, una organización criminal en este mundo se consideraría bastante acomodada si tuviera algunos matones que fueran aventureros fallidos de clase D… a menos que fueran organizaciones de gran escala, como las que habían sido respaldadas por los Vampiros de Raza Pura.

Por supuesto, es probable que hubiera algunos asesinos o matones con la fuerza de un aventurero de clase B o incluso más. Incluso era posible que hubiera antiguos aventureros de clase A que hubieran cometido crímenes y se hubieran visto obligados a esconderse en el inframundo.

Pero la diferencia de fuerza entre alguien que sólo actuaba como la cara del barrio bajo y el distrito de luz roja y un aventurero sería abrumadora. Gordon probablemente había asumido que este sería el caso aquí, que este ‘Lobo Hambriento’ no sería nada más que un cabeza hueca con una gran boca.

Pero la verdad era todo lo contrario.

«¿Cuál es el problema? ¿Te vas a rendir? Si lo haces, puede que te perdone, ¿sabes?», se burlo Miles.

«¡Bastardo…!», murmuró Gordon, con la cara retorcida y el ceño fruncido.

Pero fue incapaz de moverse. Sabía que era incapaz de ganar esta pelea.

«¿Qué pasa, Maestro Gordon!?», gritó uno de los seguidores de Gordon.

«¡Date prisa y acaba con él!», dijo el otro.

Ninguno de ellos pudo ver lo poderoso que era Miles.

«¡Eh, tú, el grandote! ¡¿Son tus bonitos músculos sólo para el espectáculo?!», gritó uno de los espectadores que había apostado por Gordon.

Si Gordon se rendía aquí, se daría a conocer como un hombre que era todo palabrería. Eso era algo que tenía que evitar.

No tenía más remedio que renunciar a la adquisición de Basdia y Zadiris, pero al menos tendría que hacer algunos puntos sobresalientes en esta escena antes de ser derrotado.

«¡Ustedes van primero!», rugió Gordon mientras lanzaba un puño hacia Simon y Natania.

Habían estado esperando su turno mientras dudaban en luchar contra Gordon tres contra uno, pero parecía que Gordon había decidido derrotarlos en un instante, mostrando su crueldad a los espectadores.

Sin embargo, su puño fue bloqueado por el brazo artificial de Simon.

«GAH!» Gordon gritó de dolor cuando su puño se conectó con el brazo que había pensado que era de hierro sólo por fuera. «¡¿Tu brazo artificial también es completamente de hierro sólido por dentro?!»

«Sí, ya que el Maestro me dijo que fuera capaz de moverlo sin importar lo pesado que fuera. Y sería demasiado fácil abollarlo si estuviera hueco por dentro», explicó Simon.

Gordon llevaba una armadura, así que su mano no estaba rota, pero el impacto parecía haber sido bastante doloroso. Retrocedió, agarrando su puño.

«Por cierto, mis miembros artificiales son tan sólidos como los de Simon. ¡Toma esto!», gritó Natania mientras desataba su ira reprimida en una serie de caóticos ataques, obligando a Gordon a permanecer a la defensiva.

Supongo que tenía razón al ver lo fuerte que son estas nuevas personas, ya sean sus compañeros o aprendices. Pero esos miembros artificiales de hierro… Si les da miembros artificiales hechos de Mythril o Adamantita… o incluso de fragmentos del Rey Demonio, serán una amenaza. Pero por supuesto, no son tan amenazantes ahora, pensó Misa, perdiendo el interés en el duelo.

Le resultaba difícil imaginar que hubiera algún nuevo desarrollo que mereciera la pena observar.

Misa era una aventurera. Conocía las reglas tácitas de un duelo. En general, las armas no estaban permitidas, y tampoco el uso de técnicas marciales o algunas Habilidades Activas como ‘Superar Límites’.

Si se permitían las armas y las técnicas marciales, las posibilidades de que alguien terminara muerto aumentarían… y si los aventureros en el duelo eran fuertes, era incluso posible que los espectadores se vieran atrapados en el duelo y murieran también. Si los participantes del duelo eran aventureros de clase A, no sería sorprendente que terminaran destruyendo edificios con las ondas expansivas producidas por su combate, sin importar los espectadores.

Si lo hicieran, los aventureros dejarían de ser aventureros y se convertirían en meros criminales, sin importar las circunstancias de su duelo. Era poco probable que Gordon estuviera dispuesto a cruzar esa línea. A pesar de que Natania lo estaba golpeando, no mostró ninguna intención de sacar su hacha o usar técnicas marciales y Habilidades.

Personalmente, Misa hubiera preferido que él cruzara esa línea para poder ver mejor el poder de Miles y posiblemente incluso una parte del de Vandalieu, pero… no parecía que ella pudiera ver eso.

El problema es que Vandalieu está… completamente en modo espectador. La chica que tiene en sus brazos… No es una niña del orfanato, ¿verdad?, se preguntaba Misa.

Empezó a buscar y a escuchar información sobre la chica en los alrededores de Vandalieu.

La alquimista llamada Jessie finalmente logró calmarse después de ser consolada por las dos Ghouls. La chica con cuernos y cola de toro gritaba: «¡Las rodillas! ¡Debes ser muy cuidadosa al atacar las rodillas!»

A diferencia de la chica, Vandalieu parecía observar los movimientos de Natania y Simon en silencio.

Pero entonces, comenzó a mirar a su alrededor, como si algo le molestara. Tal vez había algo cerca, tal vez Hajime… o algunos de los subordinados de Fitun estaban al acecho… Pero cuando Misa comenzó a pensar esto, inadvertidamente dirigió su atención en Vandalieu.

Vandalieu miró hacia arriba. Respiraba profundamente mientras miraba el cielo vacío sobre él.

Misa se había convertido en parte del aire; incluso desde la distancia, era capaz de oír el sonido de la respiración de Vandalieu – y así, llegó a darse cuenta de una posible explicación del comportamiento de Vandalieu.

Espera, ¡¿me ha notado a través de su respiración?!

Las Cuchillas de Cinco Colores habían sellado la nariz del Rey Demonio, por lo que Vandalieu no pudo adquirirla. Pero era posible que hubiera absorbido otro fragmento relacionado con el olor o la respiración. Era posible que hubiera usado tal fragmento para detectar a Misa a pesar de ser inodora y ocultar la presencia de su Mana o Vitalidad con magia.

¡Estoy en peligro si no escapo!, se dio cuenta Misa.

Rápidamente viajó con el viento para huir de la ciudad de Morksi.


«Vandalieu-sama, ¿qué pasa?», preguntó Juliana.

«Acabo de notar un extraño olor», respondió Vandalieu mientras dejaba de mirar al cielo.

Un extraño olor… Vandalieu sospechó que era la presencia de ‘Sylphid’.

Había oído hablar de la habilidad ‘Sylphid’ de Kanako y Doug que habían sido sus compañeros, así como de Baba Yaga, quien la había matado en Origen.

De acuerdo con ellos, la habilidad ‘Sylphid’ sólo podía convertir el cuerpo de Misa en vapor, y cualquier cosa que llevara puesta no podía ser convertida en vapor. E incluso cuando estaba en forma de vapor, no era completamente invisible. Aparentemente podía ser vista a simple vista como algo blanco, tenue… como un fantasma de viento si uno la describía halagadoramente, o como el fantasma de una persona muerta si no.

Pero ‘Sylphid’ era una habilidad que había sido concedida por Rodcorte al igual que ‘Venus’ de Kanako, ‘Hecatoncheir’ de Doug y ‘Aegis’ de Melissa. Sería posible mejorar la habilidad a través del entrenamiento.

Desconfiando de la posible mejora de la habilidad ‘Sylphid’, Vandalieu había creado y colocado Golems y Familiares Rey Demonio alrededor del perímetro de la ciudad y en los tejados de varios edificios, y eran capaces de detectar la presencia de la fuerza de vida y Mana de Misa incluso si estaba en forma de vapor.

Pero ninguno de ellos había respondido. Era posible que lo que Vandalieu había sentido hace un momento fuera sólo su imaginación.

«… Gufadgarn, ¿sabes algo sobre esto?», preguntó Vandalieu.

«No, Vandalieu. No he sentido nada», respondió Gufadgarn.

Como Gufadgarn tampoco había detectado nada, entonces quizás sólo era su imaginación… pero Vandalieu no lo creía así.

Le acababan de informar de los recientes movimientos sospechosos de las Espadas de Fuego y de que alguien que se podría suponer que era Hajime Inui estaba cerca. Dado el momento, era difícil imaginar que había estado imaginando cosas.

Era probable que ‘Sylphid’ hubiera adquirido alguna habilidad que no había poseído en Origen, aunque no estaba claro si se debía a la mejora de su habilidad o a la influencia de algún otro factor.

Y si era invisible y no emitía ningún rastro de Mana, entonces no era diferente del aire. Incluso Gufadgarn no sería capaz de sentir todos los cambios en el flujo del aire.

Pero, ¿cómo puedo estar atento a alguien que es invisible, inodoro y capaz de ocultar su fuerza vital y Mana? No puedo poner una barrera alrededor de toda la ciudad e impedir que nada entre y salga, pensó Vandalieu.

Si la ciudad de Morksi se separara del aire en el exterior, Misa no podría entrar ni siquiera con la habilidad ‘Sylphid’ mejorada… pero si se hace incorrectamente, la ciudad entera moriría de asfixia.

… Para empezar, una barrera que bloqueara todo el flujo de aire – en otras palabras, una barrera física – sería notada por la gente de la ciudad. No era una opción factible.

Había una red de vigilancia de Golems, Familiares Rey Demonio y espíritus en el lugar, pero era imposible para ellos monitorear los cambios en el aire.

Sin embargo, eso no significaba que no hubiera manera de prevenir el espionaje de Misa Anderson en el futuro. Había un método básico disponible – tener conversaciones importantes y hacer cosas importantes dentro en vez de fuera.

«Todos, hagamos cosas importantes en la Dungeon de ahora en adelante», dijo Vandalieu.

‘Sylphid’ era una habilidad que transformaba el cuerpo de Misa en vapor, así que era probable que Misa pudiera entrar en edificios como casas y torres siempre que hubiera un pequeño hueco disponible. Pero si ella se movía después de entrar, habría un movimiento antinatural de aire en el interior.

Podría moverse libremente dentro de grandes edificios con conductos de ventilación, pero sería imposible en la casa de tamaño normal de Vandalieu que también estaba hecha completamente de Golems.

Y la Dungeon en el sótano de la casa era aún más perfecto. Sólo tenía una entrada, y esto no cambiaría a menos que Gufadgarn creara más. Incluso con ‘Sylphid’, Misa no podría entrar en un lugar que no estuviera conectado espacialmente con su ubicación actual.

Si sólo hubiera una entrada que necesitara ser vigilada, entonces sería posible detectar cualquier cambio en el flujo de aire.

… El resultado más fácil sería que Misa se volviera demasiado segura de sí misma o se desesperara por lograr algo e intentara asesinar a alguien. En ese caso, Vandalieu se daría cuenta a través de ‘Sentido del Peligro: Muerte’.

Bueno, Vandalieu no sería capaz de sentir nada si se dirigiera a alguien que no tuviera relación alguna con él, así que no era necesariamente un resultado deseable.

No tengo intención de arriesgar mi propia vida para salvar a gente que no tiene ninguna conexión conmigo, pero… Soy el Hijo Santo de la diosa de la vida y el amor, después de todo. Y estoy empezando a ganarme la confianza de la sociedad, también, pensó Vandalieu.

«Muy bien», dijo Juliana.

«Sí, Su Majestad», dijo la Princesa Levia.

Mientras tanto, el duelo se desarrollaba de una manera que Vandalieu no esperaba… Gordon no recibía muchos daños.

«¡Maldita puta gata!», gritó Gordon, con la cara roja de ira, mientras atacaba a Natania.

Apoyándose en la fuerza de sus gruesos brazos, intentó golpearla.

Aunque no podía usar sus técnicas marciales, su puño tenía suficiente fuerza detrás para derrotar a un Orco de un solo golpe.

«Ups», dijo Natania mientras hábilmente movía su cuerpo y realizaba un barrido de piernas, causando que el enorme cuerpo de Gordon se estrellara contra el pavimento de piedra.

«¡Maldita sea!», maldijo Gordon con otro rasguño en su cuerpo mientras intentaba levantarse de nuevo.

«En lugar de usar la fuerza pura para aplastar su pierna con sus piernas artificiales de hierro, usó la fuerza de el en su contra para barrer sus pies por debajo de el», observó Basdia.

«Pensé que al principio sólo estaba lanzando puñetazos, pero parece que tiene el control total de sus miembros artificiales como si fueran parte de su propio cuerpo. Es espléndido ver que ha llegado tan lejos en menos de un mes», comentó Zadiris.

Natania estaba controlando sus miembros artificiales hábilmente. Los espectadores parecían reconocer esto también; algunos de ellos miraban con expresiones impresionadas.

Pero los miembros artificiales de Natania no eran miembros inorgánicos; estaban habitados por su propia forma espiritual, permitiéndole controlarlos y sentirlos como si fueran parte de ella.

«¡I-Increíble… Incluso el decano de la alquimia en el Gremio de Magos en la capital no sería capaz de crear miembros artificiales como esos!», murmuró Jessie mientras observaba la batalla con emoción, bajo la impresión de que los miembros artificiales eran Objetos Mágicos.

La verdad era que se necesitaba la capacidad de procesar el metal para construir estos miembros artificiales, así que quizás hubiera sido imposible para el decano de la alquimia hacerlos.

«Estoy feliz de que mi aprendiz haya crecido más de lo que esperaba… Antes de que empezaran, pensé que le habría roto varias docenas de huesos a ese hombre con sus miembros metálicos y eso sería el final», dijo Vandalieu.

«… Jefe, no olvidó todas las cosas terribles que dijo de nosotros después de todo», dijo Simon.

«Por supuesto que no. No sólo me llamó monstruo, sino que habló mal de mis compañeros y aprendices en sus caras. Se sigue refiriendo a Basdia y Zadiris como ‘estas Ghouls’ también», dijo Vandalieu.

A Vandalieu no le molestaba que la gente dijera una o dos cosas malas de él. Pero había un límite en ello.

Y Gordon era el tipo de persona que se había abierto camino en el mundo usando la violencia. Siendo así, no había ningún problema en repelerlo con violencia.

«Pero es un buen oponente para mi aprendiz, y sigue las reglas del duelo, así que voy a perdonarlo», dijo Vandalieu. «… Así que nada de convertirlo en albóndigas, fertilizante o enviarlo al laberinto», añadió en un suave susurro.

Podía sentir la decepción de Quinn y Eisen que estaban dentro de él, y de Gufadgarn que permanecía oculta.

«Natania, pongámonos en marcha», dijo Vandalieu, decidiendo que no sería productivo seguir haciendo de Gordon un hazmerreír.

«Entonces déjame intentarlo», dijo Simon, dando un paso adelante en lugar de Natania.

«Muy bien», dijo Natania, aparentemente satisfecha con su pelea cara a cara con Gordon y entregando su presa a su aprendiz senior.

«¡No te metas conmigo…!», se quejó Gordon.

Incapaz de discernir la verdadera fuerza de Natania, la multitud comenzó a abuchear a Gordon.

«¡Todo lo que has estado haciendo es caer al suelo!»

«¡¿Estás borracho o algo así?!»

Habiendo renunciado a las mujeres Ghoul porque no pudo derrotar al ‘Lobo Hambriento’, Gordon había planeado salvar su reputación derrotando a Natania y Simon, pero eso también falló.

Había fallado, pero no tuvo la gracia de rendirse.

«¡Puedo derrotarte fácilmente siempre que tenga cuidado de tu brazo derecho!», gritó.

Con su ira hirviendo en su cabeza, intentó luchar contra Simon. Parecía que su plan era agarrar primero su brazo artificial para impedir que se moviera.

Pero mientras Gordon agarraba la muñeca del brazo artificial de Simon, todo el antebrazo se desprendió del codo. Habiendo usado toda su fuerza para lanzarse sobre la muñeca de Simon, Gordon perdió el equilibrio.

«¡Bueno entonces, te agarraré aquí!», dijo Simon y su izquierda… su puño de carne y hueso, conecto con un uppercut a la mandíbula expuesta de Gordon.

Lo último que Gordon escuchó antes de perder el conocimiento fueron los gritos de sorpresa de sus seguidores mientras miraba al cielo invernal.


Vandalieu y sus compañeros no presentaron ninguna queja por daños después de la humillación pública de Gordon, por lo que Gordon no fue castigado por el Gremio de Aventureros.

Normalmente, alguien que tratara de llevarse los familiares de otra persona mediante amenazas y retara a la hija del Maestro del Gremio a un duelo sería expulsado del Gremio de la ciudad, pero fue una suerte para él y sus seguidores que no recibieran ningún castigo.

Por supuesto, eso no fue porque el Gremio fuera compasivo con ellos, sino porque ya habían sido suficientemente castigados.

La noticia del duelo que había tenido lugar en la gran plaza de Morksi se extendió rápidamente por toda la ciudad comercial, así como por las ciudades y pueblos cercanos… La gente se reía mientras hablaba de cómo Gordon era un aventurero de clase C que había perdido contra un matón, cómo se había lanzado contra una aventurera Bestia de clase D sólo para ser derrotado por ella también y cómo había desafiado a la hija del Maestro del Gremio a un duelo, sólo para ser derrotado por su representante con un brazo. La imagen pública de Gordon se desplomó hasta la suciedad.

Varios días después del duelo, Gordon perdió su Título ‘Brazo Fuerte’.


Siguiendo el viento, Misa tomó un desvío cuando regresó a la base donde se escondían sus compañeros. Estaba a cierta distancia de la ciudad de Morksi, en una cueva natural situada en una montaña que no era un Nido del Diablo.

El grupo no se había detenido en ningún asentamiento humano después de entrar en el Ducado Alcrem, y tampoco habían cazado ninguna bestia o monstruo. Por lo tanto, era improbable que Vandalieu supiera de este lugar… Si lo supiera, el grupo habría sido asesinado hace mucho tiempo.

Aliviada de que había logrado salir a salvo, Misa desactivó su habilidad ‘Sylphid, causando que una niña Elfa en una armadura de cuero y con un bastón apareciera de la nada.

En Origen, ella había sido incapaz de convertir sus ropas y posesiones en vapor con su cuerpo, pero ahora, era capaz de hacerlo con sus ropas, armaduras y objetos en sus manos.

Sin embargo, no podía convertir en vapor ningún equipaje en su espalda o la armadura de placas pesadas.

«He vuelto. Las cosas son en gran parte iguales que cuando recogí los rumores en la ciudad hace tres días», informó a sus compañeros. «Empezaré a revisar los detalles ahora.»

«Bien, escuchemos», dijo ‘Odin’ Akira Hazamada.

Él y ‘Chronos’ Junpei Murakami escribieron notas y dibujaron un mapa en bruto de la ciudad de Morksi mientras escuchaban, y también escribieron algo en lo que parecían ser mapas del área alrededor de la ciudad.

«Pero en serio, ¿qué está pensando, dirigiendo un puesto de carne en brocheta? Al principio pensé que planeaba anexar el Ducado Alcrem como parte de su propio país, pero no hay ningún signo de tal conspiración. Puedo entender que esté tratando de sacarnos, pero… es difícil de entender», dijo Akira después de que Misa terminara su informe, poniendo una mano en su frente.

«No pude investigar tan lejos, así que no me preguntes. Con ‘Sylphid’ puedo oír las voces de la gente que camina por las calles y me duelen los oídos hasta cierto punto, pero… no quiero entrar en los edificios, y he seguido las instrucciones de no acercarme al Gremio de Aventureros y al propio Vandalieu», dijo Misa.

Su recopilación de información se había limitado a observar los acontecimientos que ocurrían al aire libre y a escuchar las conversaciones de la gente, y como Vandalieu y sus compañeros sospechaban, estaba evitando los espacios interiores.

Y era incluso más cuidadosa con su entorno de lo que Vandalieu y sus compañeros habrían pensado.

«Está bien. De hecho, sería más problemático si te acercaras demasiado y te hicieras notar», dijo Murakami.

Antes de que Misa fuera a la ciudad de Morksi, le había dado instrucciones a Misa de no acercarse al Gremio de Aventureros o a Vandalieu. Como mínimo, necesitaba mantener una distancia que le permitiera escapar inmediatamente si era necesario.

Algunos de los aventureros que entraban y salían del Gremio de Aventureros tenían la Habilidad ‘Intuición’ a un alto Nivel. Era posible que tales aventureros intuitivamente detectaran a Misa, a pesar de que era invisible e inodora.

En cuanto a no acercarse a Vandalieu, eso no necesitaba ser explicado. Incluso era capaz de prevenir los movimientos de Misa en un momento dado.

Ordinariamente, sería imposible capturar a Misa cuando estaba en forma de vapor. Incluso con el conocimiento previo de la capacidad de ‘Sylphid’, sería imposible producir inmediatamente un recipiente que pudiera contener y sellar el volumen de gas del cuerpo de una persona, y tener uno a mano sería muy inconveniente.

Pero con la Habilidad ‘Creación de Golem’ de Vandalieu, podría crear un contenedor hermético a partir de la tierra en el lugar. Incluso podría verter su propia sangre y usarla en su lugar.

Como era capaz de manipular la sangre, no le sería difícil atrapar a Misa dentro de una burbuja hecha con su propia sangre. Una vez que estuviera atrapada dentro, sería difícil para ella salir. De hecho, era probable que fuera inmediatamente asesinada… y destruida.

«Pero, ¿qué vamos a hacer? A este ritmo, no tendremos suficiente información clara», dijo Akira.

«… No, tenemos mucha información. No es suficiente, pero no podemos esperar más», dijo Murakami.

«¿Qué quieres decir? Es cierto que es difícil investigarlo, pero si sigo haciendo lo que he estado haciendo unas cuantas veces más, deberíamos tener más información con la que trabajar», dijo Misa.

«Eso es imposible. Rodcorte nos dijo que derrotó a Hihiryushukaka, el dios malvado de la vida alegre, ¿verdad? Pero no ha habido grandes daños en la ciudad. De hecho, no hay ni una sola persona susurrando nada sobre el dios malvado, ¿verdad?», dijo Murakami. «En otras palabras, Vandalieu es capaz de derrotar a un dios malvado en la ciudad de Morksi sin causar ningún daño a la ciudad o producir ningún testigo. Está claro que ha hecho una Dungeon dentro de la ciudad».

«¡¿Una Dungeon dentro de la ciudad?! ¡¿Qué demonios está planeando hacer con ese lugar?!», exclamó Akira, abriendo bien los ojos ante las salvajes especulaciones de Murakami.

La aparición de una Dungeon dentro de una ciudad probablemente causaría la destrucción de esa ciudad.

Había ciudades que se construyeron alrededor de la entrada de una Dungeon, comúnmente conocidas como ciudades laberinto. Pero eso sólo fue posible porque las ciudades laberinto se construyeron con la intención inicial de construir ciudades laberinto.

Había muros y torres de vigilancia con soldados apostados en ellos dentro de las ciudades para hacer frente a cualquier monstruo que saliera de las Dungeons, y los distritos residenciales para los ciudadanos se construyeron en las partes exteriores de las ciudades.

Sólo con estas medidas especiales las ciudades laberinto funcionaban como un lugar para vivir y como base para los aventureros.

Si se construía una Dungeon en una ciudad que no tuviera tales medidas, sería imposible mantener la ciudad a menos que fuera una Dungeon de clase increíblemente baja.

«Obviamente está planeando proteger la ciudad», dijo Murakami en respuesta a la pregunta de Akira. «No hay duda de que ha trasladado el campo de batalla a su Dungeon. No conozco los detalles exactos de las circunstancias, pero probablemente usó el poder del dios malvado de atributo espacial, Gufadgarn.»

Si la batalla se hubiera librado dentro de una Dungeon, tendría sentido que no se hubiera causado ningún daño a la ciudad y que no hubiera testigos. De hecho, esta era la única explicación para esto.

«Entonces es bastante seguro que va a usar esa Dungeon cuando se enfrente a nosotros también», dijo Akira.

«Qué problemático… Si ese es el caso, no tendría sentido que siguiera entrando en la ciudad para obtener información si va a estar discutiendo en esa Dungeon», dijo Misa.

Había aire en las Dungeons, pero… por las razones que Vandalieu sospechaba, Misa pensó que era mejor evitar el interior de una Dungeon.

«Sí, así que olvídate de la ciudad. Haré que te centres más en Hajime… en Fitun», dijo Murakami.

«¿Ese tipo? Ese tipo es aún más difícil de abordar…», murmuró Misa.

Ella había estado usando ‘Sylphid’ para investigar no sólo a Vandalieu, sino también a ‘Marionette’ Hajime Inui.

Él y su grupo se escondían cerca de la ciudad de Morksi, al igual que el grupo de Murakami… formando una facción y reuniendo fuerzas de combate.

«Fitun es un dios loco por la batalla de atributo viento, ¿cierto? No puedo bajar la guardia alrededor de la mayoría de ellos, también…», dijo Misa.

«Sé que es difícil, pero no me queda más remedio que pedirte que lo hagas. Somos más débiles que ellos en términos de fuerzas de combate, así que, si queremos matar a Vandalieu, no tenemos otra opción que hacer uso de ellos», dijo Murakami.

Su plan era utilizar el grupo de Hajime.

Por supuesto, no tenía intención de luchar por los logros. Rodcorte le había dicho a través de un Mensaje Divino que la recompensa se daría a todos los reencarnados que aceptaran su petición, sin importar quién acabara matando a Vandalieu.

Probablemente Rodcorte había decidido que sería problemático que diferentes grupos se obstaculizaran entre sí, considerando que matar a Vandalieu ya era una tarea difícil.

«… me he estado preguntando últimamente. ¿Es posible matarlo? Y aunque lo hiciéramos, ¿no se convertiría en un No Muerto en el acto, como en Origen, y pasaría al segundo asalto?», cuestionó Akira.

«No te acobardes ahora, Akira. Rodcorte no puede tocar a Vandalieu mientras esté vivo, pero en el momento en que muera, estará bajo la autoridad de Rodcorte. Lo encerrará a la fuerza o algo así, y eso será el final de todo», dijo Murakami. «Si no llega a tiempo y Vandalieu se convierte en un No Muerto… no tendremos más opción que huir.»


  • Nombre: Gordon
  • Raza: Humano
  • Edad: 25 años
  • Título: Brazo Fuerte (Removido!)
  • Trabajo: Berserker del Hacha
  • Nivel: 67
  • Historial de Trabajos: Aprendiz de Guerrero, Guerrero, Guerrero del Hacha, Luchador Desarmado, Berserker, Guerrero del Hacha Mágica
  • Habilidades Pasivas:
    • Fuerza Muscular Mejorada: Nivel 7
    • Resistencia Mejorada: Nivel 3
    • Resistencia al Veneno: Nivel 1
    • Resistencia Sexual Interminable: Nivel 3
    • Potencia de Ataque Incrementada cuando se equipa con un Hacha: Grande
    • Detectar Presencia: Nivel 2
  • Habilidades Activas:
    • Técnica del Hacha: Nivel 6
    • Lanzamiento: Nivel 3
    • Técnica de Lucha Desarmada: Nivel 4
    • Desmantelamiento: Nivel 2
    • Técnica de Armadura: Nivel 2
    • Superar Límites: Nivel 5
    • Superar Límites: Hacha Mágica: Nivel 3

El ‘Brazo Fuerte’ Gordon. Posee una fuerza muscular excepcional, y utiliza un estilo de lucha berserker, utilizando su fuerza muscular y ‘Técnica del Hacha’ mientras activa las ‘Superar Limites’ y ‘Superar Limites: Hacha Mágica’. Su fuerza ofensiva se encuentra entre los rangos más altos de los aventureros de clase C, pero… como exigió un duelo, una lucha sin armas en la que no puede usar su hacha o ‘Superar Límites’, fue derrotado sin lograr nada.

Que esto sea una lección para no llenarse demasiado de orgullo, y para determinar con precisión la capacidad de su enemigo.


Explicación del Título: Brazo Fuerte

Un título que indica que su propietario posee una gran fuerza física. A menudo es adquirida por aventureros y caballeros que luchan por el poder, pero también ocasionalmente por comerciantes, funcionarios del gobierno y nobles.

No es un Título particularmente raro; como el Título Rey del Carrito de Comida, es común que cada región tenga al menos una persona con ese Título.