Tormenta y eclipse

La ‘Súper Sentido’ Kaoru Gotouta dejando una nota y desapareciendo fue un shock para la ‘Silfido’ Misa Anderson y el ‘Odin’ Akira Hazamada.

Pero aunque fue una dolorosa verdad a la que enfrentarse para el ‘Chronos’ Junpei Murakami, no fue una sorpresa.

«Después de todo, parece que es posible que vivamos una vida decente en este atrasado mundo», murmuró.

A través de un entrenamiento constante, mientras reprimían la magia que habían aprendido en sus vidas anteriores y hacían todo lo posible por no utilizar sus habilidades cheats, Murakami y sus compañeros se habían convertido con éxito en aventureros de clase C.

Como sus cuerpos reencarnados estaban en sus años de adolescencia, llamaron la atención por ser tan jóvenes aventureros de clase C, pero no por ser sospechosos. Sin embargo, debido a que habían cambiado de lugar de ciudad en ciudad, no habían llamado demasiado la atención sobre sí mismos… aunque esto también se debía a que habían tenido especial cuidado de no llamar la atención sobre sí mismos mostrando sus habilidades reales.

Incluso en esta ciudad, los únicos que sabían que eran aventureros de clase C eran empleados del Gremio y algunos aventureros.

Aunque tenían que tener cuidado, se habían convertido en aventureros de clase C, porque aunque se supiera que eran hábiles con la magia o que poseían Habilidades Únicas (habilidades similares a los cheat), nadie sospecharía de ellos si fueran de clase C.

Los aventureros de clase C eran aquellos que habían dado un paso hacia ser aventureros de clase B, que eran como superhumanos desde la perspectiva de los aventureros de clase D e inferiores. Por lo tanto, la gente que se dio cuenta de las habilidades de Murakami y sus compañeros asumiría que así es como se habían convertido en aventureros de clase C a una edad tan temprana.

Además, como aventureros de clase C, tenían acceso a información de mayor calidad que los de clase D e inferiores. Sería más fácil conectarse con los agentes de información de las ciudades.

Y lo más importante, ganarían lo suficiente para comprar el equipo que querían.

Las varas en este mundo eran inferiores en tecnología a las de Origen. No era realista esperar medios mágicos funcionales y ligeros como las varas militares de Origen, que estaban integradas en guantes o relojes eléctricos.

Pero en este mundo, había materiales monstruosos y metales mágicos que no existían en Origen. Por lo tanto, había equipos y objetos mágicos que eran impresionantes incluso a los ojos de Murakami y sus compañeros.

Sin embargo, para comprarlos se necesitaría suficiente dinero para llevar un estilo de vida cómodo en este mundo.

«Estoy seguro de que se sintió contenta de continuar con una vida así, pensando que no vale la pena cruzar un puente peligroso para tratar de reencarnarse en la Tierra», dijo Murakami.

Con los ingresos de un aventurero de clase C, podían vivir vidas que eran bastante cómodas incluso desde su punto de vista. Murakami sabía que Kaoru había elegido vivir una vida decente en este mundo por encima de la recompensa de Rodcorte.

Y a diferencia de cuando se habían infiltrado en la Octava Guía, Murakami y sus compañeros no eran más que aventureros promedio en términos de posición social. Su ubicación era geográficamente abierta, por lo que el hecho de que pudiera escapar fácilmente si lo deseaba era probablemente una de las razones por las que lo había hecho.

Akira chasqueó su lengua, frustrado. «¿Piensa pasar toda su vida en este mundo arriesgando su vida luchando contra monstruos mientras tiembla de miedo por nosotros y por Vandalieu? ¿Es estúpida?»

«Tal vez dejó que sus emociones se apoderaran de ella. Tal vez encontró a un hombre. No es que eso cambie el hecho de que ella nos traicionó», dijo Misa.

«Murakami, ¿estás seguro de que no deberíamos perseguirla? Sería malo que la capturaran y luego le contara lo nuestro a Vandalieu para tratar de convencerlo de que la perdone», dijo Akira.

Pero Murakami no tenía intención de perseguir a Kaoru.

«No tiene sentido perseguirla. Kaoru se preparó con antelación y eligió este momento para escapar. Siendo ese el caso, es probable que ya no esté en esta ciudad, así que llevaría tiempo alcanzarla», dijo. «¿Y qué haríamos después de capturarla?»

«¿Qué haríamos, bueno…? No seríamos capaces de matarla tan fácilmente», murmuró Akira.

«Por supuesto que no», dijo Murakami. «Desde la perspectiva de un forastero, Kaoru simplemente dejó su grupo de aventureros. No es algo para alabar, pero si la matamos por ello, nos convertiríamos en los fugitivos… Incluso si quisiéramos matarla sin que se note, sería un dolor hacer todos los preparativos y luego luchar contra ella».

Además, la habilidad cheat de Kaoru era Súper Sentido. Podría describirse simplemente como sentidos agudizados, pero sus sentidos se agudizaron hasta el punto de que era como si tuviera una percepción extra-sensorial. Sería imposible acercarse a ella sin ser detectado por sus oídos y nariz… Ghost de la Octava Guía lo había hecho con su invisibilidad única, pero Murakami y sus compañeros no tenían eso.

Aunque la persiguieran y la encontraran con la intención de silenciarla, era muy probable que fueran detectados primero. Se necesitaría un plan muy meticuloso.

«Y piénsalo. Ella también debería estar tratando de escapar de Vandalieu. No la encontrará tan fácilmente», añadió Murakami.

«Ahora que lo mencionas… Estoy segura de que Rodcorte nos avisaría si tenía la intención de cambiar de bando como Kanako y los demás, así que tal vez no tengamos que preocuparnos por ella», dijo Misa.

Murakami sintió una punzada de irritación al escuchar a Misa mencionar el nombre de Rodcorte. Después de todo, Rodcorte debería haber sabido que Kaoru pretendía escapar de su grupo.

A pesar de ello, no había llegado ninguna advertencia, lo que significaba que o bien no había prestado suficiente atención a Kaoru y dejado que sus intenciones se le escapasen, o bien asumía que su ausencia no tendría ninguna consecuencia negativa en lo que el grupo de Murakami estaba intentando conseguir.

Tal vez pensó que avisarnos no cambiaría nada. Una vez que ella decidiese escapar no habría forma de convencerla, por lo que quizás pensó que sería mejor que ella desapareciese sin problemas antes de que ocurriese ningún problema, pensó Murakami.

Murakami no tenía el poder de alterar los recuerdos de la gente y doblar sus voluntades. Las posibilidades de persuadir a Kaoru solo con palabras eran escasas, por lo que quizás Rodcorte había pensado que esto era mejor que crear un conflicto que podría resultar en derramamiento de sangre y muertes, que necesitarían que volviesen a empezar.

Son momentos como este cuando desearía tener la habilidad de Kanako, pero… no tiene sentido desear cosas que no tengo, pensó Murakami, alejando sus pensamientos inútiles y volviendo a la realidad.

«Es una pena que Kaoru ya no esté aquí, pero nuestro plan para matar a Vandalieu no ha cambiado», declaró a sus dos compañeros restantes. «Tendremos que pensar en cómo llenar el hueco que le queda, pero las cosas funcionarán mientras ustedes se queden. Contaré contigo».

«Sí, déjanoslo a nosotros. Te demostraré que soy diferente a como era en mi vida anterior», dijo Akira.

«Compensaremos nuestros errores en Origen en esta vida», dijo Misa.

Murakami asintió, sabiendo que tendría grandes problemas si se marchaban más aliados. «Mataremos a ese bastardo de Vandalieu, cortaremos los lazos con este jodido mundo y reharemos nuestras vidas en otro. Seremos nosotros los que nos reiremos de Kaoru y de los demás».

Aunque Rodcorte no había dicho nada todavía, Murakami tenía la sensación de que el mundo de Lambda se estaba volviendo cada vez más peligroso.

Los recientes rumores que había oído en el Gremio de Aventureros… Los fragmentos del Rey Demonio arrasando fuera de control, la aparición de monstruos de alto Rango que nunca antes habían existido. Al mismo tiempo, aventureros y caballeros habían sido elegidos por los dioses, recibiendo protecciones divinas y artefactos que habían sido salvaguardados por las iglesias.

Entre los rumores había casos en los que los aventureros y los soldados habían sido alcanzados directamente por los clones espirituales de los dioses y se les habían concedido protecciones divinas y artefactos durante los ataques de los fragmentos del Rey de los Demonios o de las matanzas de los monstruos.

No importa cómo se le ocurra, esto no puede ser normal. A diferencia de la mayoría de la gente de este mundo, Murakami no confiaba mucho en los dioses y tenía una mente retorcida. Sólo podía imaginar que los dioses habían causado estos incidentes por sí mismos y los habían resuelto individuos que habían seleccionado de antemano para criarlos como héroes.

En cuanto a por qué los dioses harían tal cosa… probablemente fue porque necesitaban héroes en grandes cantidades.

Y si necesitan ir tan lejos para preparar héroes, entonces eso significa que este mundo está en peligro.

No hay mundo más peligroso que uno en el que se necesiten héroes.

Uno de los factores que hizo que el mundo se volviera más peligroso fue sin duda Vandalieu, pero… Murakami no podía imaginar que todo se resolvería sólo con matar a Vandalieu.

Sería mejor dejar este mundo problemático y difícil de vivir tan pronto como sea posible.


Bajo un cielo nocturno iluminado por una luna y estrellas brillantes, Schneider y sus compañeros habían llegado al punto de encuentro con los esperanzados inmigrantes a Talosheim, después de haberlos guiado a través de la nación de Marmuke.

«Tenemos más gente con nosotros que la última vez que hicimos contacto. ¿Crees que estará bien?» Murmuró Schneider.

«… Quién sabe,» murmuró Dalton. «Al parecer, le dijo al mensajero: ‘Por favor, trae todos los que tengas, ya sean mil o dos mil.'»

«¿Cómo puedes aceptar a mil personas a la vez…?», susurró la Enana Merdin desde detrás de ellos.

En este mundo, mil personas serían la población de una pequeña ciudad; no sería fácil aceptar a tanta gente.

Por supuesto, Schneider y sus compañeros tenían la intención de limitar el número de inmigrantes esperanzados a un centenar más o menos. Y se suponía que más de la mitad de esos cien inmigrantes simplemente observarían Talosheim e informarían de sus condiciones a sus aldeas escondidas.

Pero mientras Schneider y sus compañeros recorrían las aldeas escondidas, había muchos que se encontraban en situaciones más desesperadas de lo que habían pensado al principio. Muchos de los habitantes insistieron en que se contentarían con vivir en desiertos o terrenos baldíos siempre y cuando los aventureros no los molestaran.

Incluso hubo Ghouls que aprendieron por primera vez de Schneider y sus compañeros que eran miembros de una raza creada por Vida.

Habiendo transportado a todas estas personas utilizando la Teleportación, los números habían crecido hasta este punto.

«Bueno, no se puede evitar. Las otras aldeas escondidas tampoco tenían mucho espacio ni comida de sobra, así que no podíamos dejar que aceptaran el resto», dijo Lissana.

«Y cada una de las razas creadas por Vida tiene diferentes funciones biológicas. Incluso si fuera temporal, forzarlos a vivir en la misma comunidad que otras razas a las que no están acostumbrados ciertamente les causaría problemas», agregó Zod. «Si no hay suficiente comida en Talosheim, entonces existe la opción de ofrecer comida de las Cajas de Artículos. Por supuesto, ya que estamos protegiendo a mi dama y a mi hijo, no queremos cargar a Talosheim más de lo que ya estamos, pero… no se puede evitar».

«Ahora que lo pienso, ¿están Rachel y Sieg dentro del carruaje?» preguntó Schneider.

«Sí, los dejamos descansar, por supuesto. Son muy importantes, después de todo», dijo Zod.

Rachel era la mujer en el centro del plan secreto del Emperador Marshukzarl; él la había impregnado, había alterado sus recuerdos y luego la había enviado a la Tormenta de la Tiranía. Sieg era el bebé que había nacido como resultado, llevando la sangre de Marshukzarl.

En cuanto a por qué Zod se refería a ellos como su ‘dama y su hijo’… realmente lo eran. Sin embargo, aquellos que sabían que era un Vampiro de Raza Pura se sorprendieron por ello. El anciano Elfo Oscuro y los ancianos de las otras razas creadas por Vida habían abierto los ojos de par en par, habiendo pensado que los Vampiros típicamente no sentían el deseo de crear familias.

Zod fue sorprendido diciendo: «¿Así son los Vampiros?»

Había sido sellado durante la batalla entre Vida y Alda hace cien mil años, y sólo hacía unos años que Schneider y sus compañeros lo habían liberado. Por lo tanto, para él, se sentía como si sólo hubieran pasado poco más de cien años desde que fue transformado de humano a Vampiro. Como los Vampiros eran inmortales, este no fue un período de tiempo particularmente largo. Por lo tanto, parecía que Zod no era consciente de los cambios detallados en su biología, como la disminución del deseo sexual.

Además, después de que el mundo fuera destruido por el Rey Demonio Guduranis hace cien mil años, había estado ocupado restaurando el mundo y creando naciones para las nuevas razas. Ahora, después de unirse a la Tormenta de la Tiranía, se había concentrado en cuánto habían cambiado los tiempos desde que estaba consciente por última vez. Por lo tanto, no había tenido tiempo de pensar en esas cosas.

No había ninguna razón especial por la que Zod se hubiera casado con Rachel. Simplemente había tenido muchas oportunidades de hablar con Rachel, y sus personalidades habían sido compatibles. Se habían casado como resultado de esa atracción mutua. Una vez casados, era natural que la esposa deseara a su marido, y era razonable que el marido respondiera a esos deseos.

A través de estos eventos, Zod se había convertido en el padrastro de Sieg y le había dado a Rachel un segundo hijo que ahora estaba creciendo en su vientre.

Teniendo en cuenta todos estos acontecimientos, se podía sospechar que todo esto era parte de la conspiración del emperador – tal vez, después de que los recuerdos de Rachel fueran borrados por los subordinados de Marshukzarl, a ella le habían lavado el cerebro con la orden de acercarse a los miembros de la Tormenta de la Tiranía.

Pero a Zod no le molestaba esta idea. Si pensar de esa manera era pensar demasiado, entonces no tenía sentido pensarlo. E incluso si fuera verdad, sería una tontería negar sus sentimientos de amor por la conspiración de un emperador que perdería su trono en menos de diez años.

«Lo repetiré una vez más: mi esposa es muy importante. Todavía debemos mantener ese incidente en secreto», dijo Zod.

La verdad todavía estaba siendo ocultada a Rachel y al joven Sieg.

«Lo sé. Me imagino que cualquier hijo tuyo podría sobrevivir a un Dragón que lo pise, pero eso no se aplica a Rachel. Pero ya se lo he contado todo a Vandalieu», dijo Schneider.

De hecho, la verdad sobre Rachel y Sieg no podía ocultarse a Vandalieu, el gobernante de la nación a la que estaban a punto de emigrar.

Si lo hicieran, podría desencadenar una guerra en el futuro. Si fuera una figura real o noble en una nación ordinaria, Schneider no sentiría la necesidad de revelarlo todo, pero Vandalieu era el Hijo Santo de Vida, la diosa a la que adoraba… alguien que había interactuado con la diosa directamente.

Schneider había decidido que era mejor revelar todo honestamente y ganarse la confianza de Vandalieu en lugar de mantener las cosas en secreto.

«Por supuesto, estoy preparado… aunque creo que no habrá ningún problema. Él es el Hijo Santo de nuestra diosa, después de todo», dijo Zod.

«Sí. No sé si es de mente abierta o simplemente indiferente, pero no creo que le importe la línea de sangre de Sieg», dijo Dalton de manera tranquilizadora, siendo el único que realmente había conocido a Vandalieu en persona.

Pero esa no era sólo su propia impresión; había una razón detrás de sus palabras. Aunque Vandalieu se había vengado de Thomas Palpapek, el mariscal de la nación escudo Mirg, no había puesto una mano sobre sus esposas, hijos, subordinados o sirvientes. De hecho, Vandalieu ni siquiera había matado a los caballeros que habían estado protegiendo a Thomas; simplemente los había forzado a perder el conocimiento y a borrar sus recuerdos.

Parecía ser una mentalidad abierta que provenía de la indiferencia más que de la bondad, pero se podía ver un atisbo de su mentalidad tolerante.

Por supuesto, había una gran diferencia en la posición y el valor de las esposas e hijos de un conde de una nación vasalla y del hijo del emperador. Pero incluso teniendo eso en cuenta, Dalton era optimista.

«Y si eso no es bueno, entonces se puede resolver con la seducción de Zod», añadió Dalton.

Sabía que Vandalieu tenía una fuerte obsesión por los músculos. Zod era una encarnación del músculo en sí mismo; si tuviera que hacer peticiones mientras mueve sus músculos, Vandalieu probablemente estaría feliz de dejar pasar algunas cosas.

… La verdad es que Vandalieu adoraba a Zod y se refería a él como ‘Zorcodrio-sama’, pero Dalton y sus compañeros aún no lo sabían.

«Pensar que llegará el momento en que estos músculos puedan ser utilizados en las negociaciones, pero no mediante la intimidación… Dalton-dono, Schneider-dono, contaré con su apoyo si lo necesito», dijo Zod.

«¡Sí, déjanoslo a nosotros!», dijo Dalton.

«… Me hace perder la confianza, aunque no estemos tratando de seducirlo ni nada», murmuró Lissana, entrecerrando los ojos.
«Yo tampoco sé cómo me siento al respecto», dijo Merdin.

Lissana y Merdin eran de dos tipos diferentes, pero ambas eran mujeres hermosas con más que suficiente encanto para seducir a los hombres. Sin embargo, no pueden ser descritas como el tipo apropiado para seducir a Vandalieu.

«Yo paso. Gracias a mi edad, estoy tan delgado como cuando tenía entre 20 y 30 años, y nadie quiere ver los músculos de un hombre debilitado de cincuenta y tantos», dijo Schneider.

No era que estuviera siendo innecesariamente considerado con Lissana y Merdin; esto era lo que realmente pensaba.

«Espera, no es así», agregó apresuradamente, al ver a sus compañeros mirándolo exasperado. «Te lo digo, ¡comencé a usar ropa más pequeña en mis cuarenta!»

«¡Eso es porque tensaste tus músculos, no porque se deterioraron!» Lissana respondió inmediatamente. «¡Acabas de deshacerte del exceso de masa muscular para conseguir un cuerpo más funcional! Está bien estar interesado en la salud de su cuerpo, pero ¡deje de fingir que es viejo! Vamos, todo el mundo, ¡apoyadme un poco!»

«Ciertamente. Pero Lissana-dono, parece que la otra parte ha llegado», dijo Zod, señalando un punto donde apareció un objeto negro en forma de disco.

«¿Eh? Esto es…»

Lissana y sus compañeros reconocieron inmediatamente que se trataba de un agujero que se había abierto en el espacio.

Alguien estaba a punto de cruzar el espacio y aparecer allí.

«… Es la primera vez que te veo,’Thunderclap’ Schneider, y el incomparable mago espiritual Dalton. Y es un honor volver a veros después de cien mil años, Vampiro de Raza Pura Zorcodrio-sama» dijo una voz de agradable sonido pero de tono plano.

En el siguiente momento, una chica Elfa salió del agujero.

Su figura plana era totalmente opuesta a la figura sensual de Lissana. Tenía el pelo rubio, la piel blanca y parecía frágil; parecía una muñeca indefensa.

Schneider y sus compañeros percibieron que esta chica no era un ser ordinario.

«¿Eres un dios malvado?», dijo Schneider. «El hecho de que hayas conocido a Zod antes significa que eres uno de los que se puso del lado de Vida, como Lissana.»

«No, espera un momento, Schneider-dono», dijo Zod. «Aunque puede ser un dios malvado que se unió a las fuerzas de Vida, no hubo nadie que usara el honorífico -sama con mi nombre. ¿Quién es usted?»

«Perdóname por no presentarme. Soy Gufadgarn, el dios malvado de los laberintos. Mi señor Vandalieu me ha ordenado que me reúna con usted en esta ocasión» dijo la chica Elfa.

Zod y Lissana se congelaron por un momento.

«¡¿Qué?! Tú eres Gufadgarn, el que estaba detrás de Zakkart-dono?!» Exclamó Zod con asombro. «¡Es difícil de creer, pero este Mana es inequívocamente…!»

«¡¿EEEEEEEH?! ¿Por qué habéis tomado esa forma, y por qué estáis usando -sama con el nombre de Zod? Casi nunca hablaste con nadie más que con Zakkart», dijo Lissana.

Sus palabras revelaron cómo se pensaba de Gufadgarn hace cien mil años. Ninguno de ellos había estado particularmente cerca de Gufadgarn en ese entonces, pero…. aún así, recordaban vívidamente su devoción por Zakkart, que había llegado al punto de la peculiaridad.

«Porque debo mostrar respeto por quien es venerado por el gran Vandalieu Zakkart», dijo Gufadgarn. «Así que este es… quiero decir, tú debes ser Jurizanapipe. Lamento no haberme dado cuenta de inmediato».

Gufadgarn nunca había hablado con Zod y Lissana antes, así que sólo recordaba sus nombres y rostros. Por lo tanto, no sintió mucha emoción al volver a verlos.

«Reverenciado, dices… ¿Realmente ama tanto los músculos? Espera, dijiste ‘Zakkart’. ¿Se ha convertido realmente en el sucesor?» preguntó Lissana.

«Hmm…. Estoy empezando a sentir un poco de presión», dijo Zod. «Pero, ¿cuál es la razón por la que has tomado esa forma?»

Si hubiera habido tiempo, a Gufadgarn le hubiera gustado responder a sus preguntas y regodearse explicando que este recipiente satisfacía los deseos de Zakkart, pero parecía que había decidido no hacer esperar más a los miles de inmigrantes esperanzados en medio de la noche.

«Las explicaciones pueden esperar hasta que enviemos a los inmigrantes. Ahora bien, si por favor pudieran alinearse y entrar en esta Puerta de Teletransportación a Talosheim por turnos», dijo.

Lo que les esperaba más allá del agujero negro en el espacio, la Puerta de Teletransportación, era la plaza de la nueva zona urbana que Vandalieu había construido apresuradamente para los esperanzados inmigrantes.

En general, todavía estaba incompleto, pero más de la mitad de los edificios ya eran habitables, con la cantidad mínima de mobiliario instalado.

«Inmigrantes esperanzados, ¡ahora les daremos una explicación! Aquellos que no gozan de una salud perfecta, por favor, pasen al frente», dijo un Súcubo de aspecto serio en voz alta – fue Iris.

«Hay más Ghouls de lo que pensaba. Todos, sé que sienten curiosidad por la ciudad, pero deben esperar en esta plaza por ahora», dijo una mujer Ghoul de aspecto joven, con un bastón extraño y un tercer ojo en la frente – Zadiris.

Había varios otros miembros de las razas de Vida que también daban indicaciones.

«Ya veo… Esto es increíble. Parece que no bromeaba cuando nos dijo que trajéramos mil o dos mil», dijo Schneider, tan sorprendido e impresionado por los edificios de la ciudad como los esperanzados inmigrantes.

Todos los edificios estaban bien construidos; eran el tipo de edificios que los agentes de bienes raíces comercializarían a precios altos en la sociedad humana. No eran como mansiones en las que vivirían los nobles, pero parecían ser de una buena calidad y tamaño en las que viviría el humano medio de clase media.

«No podemos ver toda la ciudad desde aquí, pero parece que no habría ningún problema en traer a diez mil personas aquí, por no hablar de mil», dijo Schneider.

Estos edificios fueron construidos después de que Schneider enviara un mensajero con la noticia de que había inmigrantes esperanzados; la velocidad a la que fueron construidos era realmente impresionante. Muchas de las casas se parecían entre sí, así que no había mucha individualidad, pero eso se debía a que una sola persona había estado dirigiendo la construcción.

«… Por cierto, Gufadgarn, ¿por qué no dices nada? ¿Qué hay de nuestra explicación?» dijo Lissana.

De hecho, Gufadgarn había permanecido de pie como una decoración silenciosa después del cierre de la Puerta de Teletransportación.

«Estaba escuchando tus palabras de alabanza a mi señor y disfrutando de una sensación de satisfacción, Jurizanapipe»contestó en un tono de obviedad.

«Ya veo. Has cambiado en muchos aspectos… ¿o sí? ¿O siempre fuiste este tipo de persona?» se preguntó Lissana.

«La explicación será dada por mi señor. Te recomiendo que escuches con respeto», dijo Gufadgarn, sus ojos sin expresión encendidos por una luz embelesada.

Vandalieu estaba allí, en la dirección en que miraba, flotando en una silla con lo que parecía ser Telequinesis.

«Ahora, Su Majestad Vandalieu Zakkart, Emperador de Talosheim, comenzará una sesión de información», dijo Iris, presentándolo.

Vandalieu se sentó sin fuerzas en su silla. Era un niño de pelo blanco y piel de cera, de unos diez años de edad. Sus ojos carmesí y púrpura azulado eran completamente inertes, como los de un pez muerto.

Normalmente, un niño así no tendría ninguna presencia majestuosa ni carisma.

Pero los miembros de las razas de Vida que esperaban emigrar a Talosheim vieron algo más en él.

«¡Ooh….!»

«Así que este es el Hijo Santo de Vida… ¡el Emperador Eclipse!»

Sintieron una presencia poderosa que venía de él, como si algún ser poderoso hubiera descendido sobre el mundo justo enfrente de ellos. Pero no estaban siendo abrumados; era como si estuvieran siendo suavemente envueltos… como una sensación de seguridad de ser sumergidos en agua agradablemente tibia.

Parecía que la medida en que se sentía este efecto difería de un individuo a otro – la gente Bestia, los Elfos Oscuros y los Drakonids parecían experimentar simplemente un sentimiento elevado, pero las razas que se originaban de los monstruos, como los Kijin y las Lamias, lo miraban apasionadamente con las mejillas sonrojadas.

Las reacciones de los Ghouls fueron particularmente notables.

«¡Wow!»

«He oído historias, pero… ¡éste es el Emperador Ghoul!»

Estaban de rodillas, aullando con lágrimas emocionales que fluían de sus ojos y agarrando sus pechos palpitantes.

E incluso Zod, que se convirtió en un Vampiro Abisal de Raza Pura después de beber la Poción de Sangre, tuvo una reacción similar.

«¡Qué es esto en el mundo…!» exclamó.

Sus músculos se hincharon inconscientemente en excitación, y se giró para mirar a Vandalieu con una mezcla de desconcierto y afecto.

«Oye, Zod, ¿qué pasa?» Preguntó Dalton sorprendido por el hecho de que su compañero de conducta habitual pareciera estar en estado de preparación para el combate.

Pero parecía que su voz no llegaba a Zod en absoluto.

«He tenido tres padres hasta ahora. Mis padres que me dieron a luz como humano, y el Verdadero Ancestro-sama que me permitió convertirme en un Vampiro de Raza Pura», dijo Zod. «Sin embargo, siento la misma conexión con esa persona… Siento su sangre fluyendo a través de mí. Sabía que habría algún efecto porque he oído hablar de sus Títulos, pero pensar que sería hasta este punto…»

Zod había estado sellado durante cien mil años, pero aún así había pasado más de cien años viviendo en libertad. Más importante aún, aunque no era un dios puro ya que poseía un cuerpo físico, era un semidiós comparable a los Dragones Ancianos y a los verdaderos Colosos.

No había manera de que hubiera podido predecir que vería a un niño que había nacido hace sólo una década como su padre.

«¿Realmente es hasta ese punto? Tengo la sensación de que es bastante increíble», dijo Merdin, la menos afectada de los miembros de la Tormenta de la tiranía.

Zod estaba demasiado abrumado por la emoción como para responder, así que Lissana respondió en su lugar.

«Sí, es toda una figura. No son sólo los efectos de sus Títulos y su Guía; es su Mana… y su alma. Honestamente, estoy hipnotizada», dijo.

Lissana era un dios malvado reencarnado; podía sentir el Mana de Vandalieu y la forma de su alma.

El Mana negra sin fondo, y un alma que le parecía grotesca hasta a ella. Y sin embargo, Vandalieu estaba muy tranquilo.

Lissana había oído que Vandalieu había absorbido varios fragmentos del Rey Demonio, pero la impresión que ella tenía de él era muy diferente a la del Rey Demonio Guduranis. Inclinaba la cabeza ante Guduranis por miedo a su poder, pero Vandalieu… tenía un aire reconfortante a su alrededor.

«Si no hubiera conocido a Schna, creo que me habría convertido en suya», concluyó Lissana.

«¡¿En serio?!» exclamó sorprendida Merdin.

«Ciertamente. Esto es parte de la grandeza de Vandalieu», dijo Gufadgarn, quien también estaba hipnotizado y escuchaba la explicación de Vandalieu.

«No puedo ver la forma de su alma, pero todo esto es parte de la ‘Guía’, supongo. Los guías son increíbles», dijo Schneider, impresionado incluso antes de la explicación de Lissana.

Schneider era un aventurero de clase S cuyo nombre era conocido no sólo en las tierras gobernadas por el Imperio Amid, sino en todo el continente Bahn Gaia; poseía los títulos de ‘Trueno’ y ‘Lanzador de Personas’. Y sin embargo, no había ganado ni un solo Trabajo de tipo Guía.

No era que había evitado deliberadamente ganar un Trabajo de Guía. Nunca habían aparecido en su lista de Trabajos disponibles, por lo que no había podido convertirse en Guía.

Había logrado grandes cosas, tanto como el aventurero de la clase S que demostró ser para el público y como el creyente de Vida que era en secreto. Había matado a un número incontable de monstruos y salvado a un número incontable de personas.

Aún así, no había sido capaz de convertirse en un Guía.

En su tiempo libre, había investigado Trabajos de tipo Guía.

Ya poseía una cantidad abrumadora de poder, por lo que no era que hubiera querido convertirse en Guía, sino que se había interesado un poco en este tipo de Trabajo que no había podido adquirir. Afortunadamente, había sido sencillo adquirir pistas sobre estos Trabajos, ya que Lissana y Zod habían conocido a Zakkart y a los otros campeones.

La respuesta a la que Schneider había llegado como resultado fue que los Guías eran, literalmente, los que guiaban a los demás.

Era un trabajo que podía ser adquirido por aquellos que estaban a la vanguardia con un objetivo, predicaban sus ideas y gestionaban a los que las seguían.

Basándose en esto, pudo entender por qué los siete campeones habían sido Guías. Como campeones que habían venido de otro mundo, habían estado a la vanguardia con el objetivo de restaurar la paz, y sus ideas eran muy novedosas para la gente de este mundo. Y los campeones que habían sobrevivido a la guerra contra el Rey Demonio – Bellwood, Nineroad y Farmaun – habían establecido sus propias naciones y organizaciones después.

Los otros Guías cuyos cuentos se contaban en leyendas eran muy parecidos. Eran diferentes de Schneider.

Había luchado en el frente con el objetivo de proteger las razas de Vida, pero su imagen pública era falsa, y nunca había predicado nada. Tampoco había manejado a otros.

Estaba en su naturaleza ser una persona amante de la aventura que trabajaba tanto en la superficie como entre bastidores.

«Si yo hubiera guiado a los creyentes de Vida y a los miembros de sus razas en una guerra revolucionaria contra el imperio, entonces tal vez podría haberme convertido en un Guía», dijo Schneider.

«Vaya, eso no te queda bien», murmuró Lissana inmediatamente. «¿Realmente tenías la intención de hacer algo así?»

Schneider sonrió amargamente. «Bueno, si nunca te hubiera conocido a ti y a Zod, y si Vandalieu no hubiera podido hacerlo él mismo, entonces ese habría sido mi objetivo final. Hay un límite en cuanto a cuánto puedo proteger las razas de Vida entre bastidores, y quién sabe qué pasaría cuando envejezca y muera. Con eso siendo así, tendría que hacer todo el trabajo que pueda antes de dejar este mundo como un viejo soldado».

Una rebelión gigantesca contra el Imperio Amid parecía interesante, pero era algo que Schneider hubiera querido evitar en la medida de lo posible. No importa cómo se desarrollen las cosas, causaría demasiado derramamiento de sangre.

Antes de ser acorralado y forzado a tomar esa decisión, Schneider había conocido al dios malvado inmortal Lissana y al Vampiro Zod, y fue una suerte que apareciera Vandalieu, alguien que podía construir una nación para las razas de Vida de una manera mucho mejor de lo que podía hacerlo él mismo.

«… No, tú también eres perdurable, ¿no? Está en tu Estado como una Habilidad Única, ¿verdad?» dijo Lissana.

«No, que ‘Perdurable’ probablemente sólo significa que parezco joven. Quiero decir, tengo el pelo blanco y todo, ya sabes,» dijo Schneider.

«Lissana, déjalo ya. Estoy segura de que esto es sólo una parte de lo que es Schneider», dijo Merdin.

«¡No, Merdin! ¡Si nos rendimos, se acabó!»

Estoy bendecido con buenas mujeres en mi vida, pensó Schneider mientras esperaba a que terminara la sesión informativa de Vandalieu.
«Yo también estaré a tu cuidado como una persona mayor, joven», murmuró.

Nunca olvidaré esta deuda, y no escatimaré esfuerzos para ayudar. Arriesgaré mi vida para luchar contra el Imperio Amid y la Iglesia de Alda… incluso contra el propio Alda. Pero no soy apto para la política. Me siento mal por dejarte las partes problemáticas a ti, pero últimamente me duele la espalda, así que contaré contigo, pensó.


《Los Niveles de las Habilidades Fuerza Sobrehumana, Atracción al Sendero de la Creación del Demonio Oscuro, Guía: Sendero de la Creación del Demonio Oscuro, Fortalecer Subordinados, Parte del Cuerpo Mejorada (Cabello, Garras, Lengua, Colmillos), Bloodwork, Creación de Golem, Materialización y Manipulación en Grupo han aumentado!》

La sesión de información se desarrolló sin contratiempos.

Gufadgarn poseía la capacidad de lanzar la Puerta de Teletransportación, que abría una puerta en el espacio que permanecía abierta continuamente, permitiendo el transporte de un gran número de personas. Además, ya conocía a Lissana y a Zod. Por lo tanto, Vandalieu le había pedido que fuera a recibir a los esperanzados inmigrantes.

La teletransportación de Legión requería que los pasajeros estuvieran en contacto con ellos, y aunque Dalton ya se había reunido con Legión antes, Vandalieu se había imaginado que esto sería demasiado chocante para los esperanzados inmigrantes.

Y una vez que llegaron, tuvo a Iris, Zadiris, Basdia y otros miembros de las razas de Vida allí para dar consuelo a los esperanzados inmigrantes, y luego dirigió la sesión informativa él mismo. Probablemente todavía no estaban acostumbrados a la presencia de monstruos y No Muertos, así que Vandalieu los tenía trabajando en otros lugares donde no los verían.

Con este plan, la primera sesión de información terminó sin mayores problemas. Después de eso, se asignó la vivienda, los nombres de los inmigrantes fueron tomados para ser colocados en el registro familiar mañana, se distribuyeron alimentos y otras necesidades, y se llevaron a cabo sesiones de orientación para que los nuevos inmigrantes se acostumbraran a los monstruos y a los No Muertos, así como a los humanos… los que habían venido del Imperio Amid y de la nación escudo Mirg.

Esto ya se había hecho muchas veces, así que probablemente las cosas también estarían bien esta vez.

Pero el simple hecho de sentarse era muy cansado para Vandalieu, así que le hubiera gustado que otra persona dirigiera la sesión de información… pero no había tenido en cuenta que él era la única persona adecuada para hacerlo.

El General Chezare y el Teniente General Kurt son ex nobles de la nación escudo Mirg, y la mayoría de los otros funcionarios civiles son No Muertos o ex nobles del Imperio Amid como Cuoco… mi nación tiene un desequilibrio en la gente que la dirige, pensó Vandalieu.

No se sabía si los miembros de las razas de Vida que emigraban a Talosheim conocerían las caras de Chezare y Kurt, y Cuoco y los demás no habían oprimido a las razas de Vida como los otros nobles del Imperio Amid. Sin embargo, era ciertamente posible que fueran odiados por los miembros de las razas de Vida que habían vivido escondidos en tierras gobernadas por el imperio, así que conocerlos cara a cara de inmediato estaba fuera de discusión.

Eso era cierto incluso si Dalton y los demás les habían explicado de antemano que Talosheim había aceptado a los humanos que habían vivido en el Imperio Amid y en la nación escudo Mirg.

Y finalmente, después de que ciertas cosas fueron atendidas, como la Tormenta de la Tiranía que se presentó, disculpándose por no haber ayudado a Vandalieu porque malinterpretaron el Mensaje Divino de Vida, dándole el fragmento sellado del Rey Demonio que habían capturado vivo… la explicación de por qué Gufadgarn estaba en su forma actual… Vandalieu finalmente se encontró con Sieg, el hijastro de Zod.

«Entonces, ¿esto es Sieg?», preguntó.

«Sí. Sus orejas no son muy puntiagudas, así que nunca me di cuenta», dijo Schneider.

Zod, que había tomado al dormido Sieg de Rachel, bajó silenciosamente su cabeza con una expresión paternal en su cara. «Te pido una decisión misericordiosa», dijo.

«No me importa», dijo Vandalieu. «Él es Sieg, su hijo, Zorcodrio-sama. Nada más y nada menos».

Había oído los detalles de antemano, así que no se sorprendió. Aceptó al niño que dormía en silencio.

Era justo lo que Schneider y Dalton esperaban. Aunque Vandalieu no tuvo piedad con el propio Marshukzarl, no sintió ningún odio por los parientes de sangre de Marshukzarl… ni por la mujer cuyos recuerdos habían sido alterados, ni por el bebé que había nacido como resultado de la conspiración.

De hecho, sintió simpatía por ellos, sabiendo que se enfrentarían a dificultades en el futuro.

«Si hay algo que pueda hacer para ayudar, por favor, házmelo saber. Si está en mi poder hacerlo, lo haré lo mejor que pueda», dijo Vandalieu. «Así que… otros dos de esos, por favor.»

«Por supuesto. Si estás contento con esto, entonces te daré otros cien o mil» dijo Zod.

La amabilidad de Vandalieu no se debió ciertamente a que Zorcodrio, un usuario de la Técnica Muscular, había prometido darle sus huellas de manos.

En ese momento, Sieg hizo un pequeño ruido y abrió los párpados. Parecía que lo habían despertado. Su mirada vacía deambuló, y Vandalieu y los demás entraron en su vista.

«Mmm… Va -?!»

En el momento en que vio a Vandalieu y sus clones espirituales, sus ojos se abrieron lo más que pudieron, y tiró de su cabeza hacia atrás. Era como si estuviera tratando de alejarse reflexivamente de Vandalieu.

«Oh, parece que lo hemos despertado. Allí, allí, no hay nada que temer», dijo Zod, levantando apresuradamente a Sieg en sus brazos para consolarlo.

«Eso es extraño. Este pequeñín suele ser muy valiente y no le teme a nada», dijo Merdin. «Bueno, supongo que es bastante sorprendente despertar y ver un montón de caras que se ven todas iguales y que no reconoces.»

Los duros dolores de crecimiento de Vandalieu seguían en curso, por lo que su cuerpo estaba siendo apoyado por varios de sus clones espirituales.

«¿Realmente soy tan aterrador…?» Vandalieu murmuró en estado de shock.

«Bueno, no sé si es aterrador, pero… es bastante sorprendente. Vuestras caras son todas iguales, después de todo. Estoy seguro de que se acostumbrará a ti muy pronto» dijo Schneider, eligiendo cuidadosamente sus palabras.

Después de todo, Sieg era el hijastro de Zod… un Vampiro Abisal de Raza Pura. Pronto se convertiría en el hermano mayor de un Dhampir. Habría muchas ocasiones en las que vería a Vandalieu en el futuro, y no sólo porque Vandalieu fuera fan de Zod.

«… Tienes razón. Bueno, por ahora, vamos a ver si puedo absorber un fragmento alborotado del Rey Demonio sin matar a su anfitrión, ya que te has tomado la molestia de capturarlo vivo», dijo Vandalieu.

«¡Sí! Me alegro de que lo estés utilizando», dijo Schneider.


  • Nombre: Schneider
  • Raza: Humano
  • Edad: 58 años
  • Títulos: Trueno, Asesino de Nobles, Rey de la Tiranía, Asesino de Dragones, Asesino de Damas, Lanzador de Personas, Proveedor de Semillas, Salvador, Yerno de la Diosa, Uno que es amado por Alda, Asesino de Dios Malvado, Anciano Autoproclamado, Falso Santo, Superviviente del Continente Oscuro
  • Trabajo: Puño de Dios
  • Nivel: 58
  • Historial de Trabajos: Aprendiz de Guerrero, Guerrero, Combatiente Desarmado, Mago, Combatiente Mágico, Artista Marcial, Mago de Atributos Luz, Berserker, Guerrero del Puño del Dragón, Puño Santo, Lancero Pateador, Aventurero, Súper Guerrero, Súper Combatiente Mágico.
  • Atributos:
    • Vitalidad: 175.470
    • Maná: 119.163
    • Fuerza: 27.525
    • Agilidad: 35.344
    • Resistencia: 30.092
    • Inteligencia: 6.871
  • Habilidades Pasivas:
    • Resistencia a los Efectos de Estado: Nivel 10
    • Resistencia a Todos los Atributos: Nivel 10
    • Aumento de Vitalidad: Muy grande
    • Mayor Poder de Ataque mientras está Desarmado: Muy grande
    • Detectar Presencia: Nivel 8
    • Resistencia Sexual Extrema Sin Fin: Nivel 1
    • Resistencia Física: Nivel 3
    • Valores de Atributos Aumentados: Aventura: Nivel 10
    • Auto-mejora: Aventura: Nivel 10
    • Curación Rápida: Nivel 10
    • Aumento de la Tasa de Recuperación del Mana: Nivel 4
  • Habilidades Activas:
    • Técnica del Puño de Dios: Nivel 7
    • Técnica de Daga: Nivel 10
    • Lanzamiento: Nivel 3
    • Superar Límites: Nivel 10
    • Desmantelamiento: Nivel 5
    • Técnica de Armadura: Nivel 10
    • Pasos Silenciosos: Nivel 7
    • Magia Sin Atributos: Nivel 1
    • Control de Mana: Nivel 8
    • Magia de Atributo Vida: Nivel 10
    • Magia de Atributo Luz: Nivel 10
    • Magia de Atributo Viento: Nivel 3
    • Coordinación: Nivel 10
    • Técnica de Luchador Mágico: Nivel 5
    • Cocinar: Nivel 2
    • Técnica Sin Espada: Nivel 3
    • Técnica Sin Lanza: Nivel 3
    • Técnica Sin Hacha: Nivel 1
    • Técnica Sin Club: Nivel 1
    • Técnica Sin Halberd: Nivel 1
    • Procesamiento de Pensamiento de Alta Velocidad: Nivel 2
    • Revocación del Canto: Nivel 1
    • Descenso del Espíritu Familiar: Nivel 2
  • Habilidades Únicas:
    • Crecimiento Acelerado: Valores de Atributos
    • Verdadero Guerrero
    • Perdurable
    • Protección Divina de Vida
    • Protección Divina de Zantark
    • Protección Divina de Farmaun
    • Protección Divina de Tiamat
    • Protección Divina de ヴ■■■■■ [Va]

El ‘Trueno’ Schneider, un aventurero de clase S del Imperio Amid y secretamente un creyente de Vida. Es un humano. Después de convertirse en aventurero, ha trabajado en ambos frentes durante más de cuarenta años.

La variedad de Títulos que posee refleja su complicado pasado. Ya era un aventurero de clase A cuando adquirió el título de ‘Trueno’, y su actividad se hizo más radical desde entonces.

Hubo un noble que mató a niños esclavos en público, y Schneider también mató a ese noble en público, ganando el Título de ‘Cazador de Nobles’. A continuación, abrumó continuamente a los soldados, caballeros y aventureros que trataron de arrestarlo con las manos desnudas, evitando el arresto mientras no intentaba escapar, lo que le valió el Título de ‘Rey de la Tiranía’. El emperador Marshukzarl le ordenó matar a un Dragón Anciano para expiar su crimen, y al lograrlo, se ganó el Título de ‘Cazador de Dragones’.

Schneider también posee el Título ‘Aquel que es amado por Alda’, pero eso es porque se disfraza de creyente de Alda en la superficie, y porque el Papa de la Gran Iglesia de Alda recibió un Mensaje Divino advirtiendo del peligro inminente que amenazaba a Schneider…. Pero la verdad detrás de esto es que Schneider estaba siendo marcado como un individuo peligroso, y el Papa había malinterpretado el Mensaje Divino de «Él es peligroso» como si significara, «Él está en peligro».

Schneider encuentra el Título conveniente para ocultar quién es realmente, pero es extremadamente reacio a tenerlo.

El Título ‘Yerno de la Diosa’ representa su fe en Vida y su valor como proveedor de semillas.

NTI: El título es un poco difícil de traducir. Se refiere al hecho de que ha tenido hijos con miembros de las razas de Vida.

El Título de ‘Falso Santo’ es algo que se extendió entre las razas de Vida al notar la ironía de que estaba fingiendo ser un creyente de Alda.

Schneider evita que este Título sea detectado llevando un objeto mágico que oculta un Título cuando está trabajando en el Imperio Amid.
Cuando se convirtió en aventurero, vivía en la pobreza, y después de comprar una armadura, se encontró sin fondos para comprar armas. Por lo tanto, decidió aprender la Técnica de Lucha Desarmada. Como resultado, se dio cuenta de que tenía talento para ello y adquirió muchos trabajos relacionados con el combate desarmado. A menudo utiliza la magia de atributo luz para hacer más convincente su imagen pública de ser un creyente de Alda.

Ha adquirido muchas habilidades superiores, como la Técnica del Puño de Dios, una versión superior de la Técnica de Lucha Desarmada. También posee la Técnica Sin Espada, que es una versión superior de la Habilidad Espadachín que representa el hecho de que no blande ningún arma. También posee otras habilidades superiores similares, como la Técnica Sin Lanza.

Aunque es humano, posee las Habilidades Sanación Rápida, Resistencia Física y Perdurable como resultado de haberse bañado repetidamente en la sangre de un Dragón Anciano moribundo.

La razón por la que sus Valores de Atributo son más altos que los de Heinz, aunque ambos son aventureros de clase S, es por la Habilidad Única llamada ‘Crecimiento Acelerado: Valores de Atributos’ y porque ha pasado largos años luchando en el frente de los campos de batalla.

Sin embargo, la verdad es que había estado atrapado detrás de una gruesa barrera de desarrollo hasta hace poco. Esto se debe a que no había obtenido ni una sola protección divina, y a que ya poseía un poder extraordinario y sobrehumano. También está el hecho de que en la sociedad humana, hay pocos lugares donde los aventureros de clase A y superiores puedan ganar suficiente experiencia para progresar… Cualquier lugar que frecuentemente engendra monstruos que los aventureros de clase A lucharían por derrotar no sería un lugar adecuado para vivir para cualquiera que no sea un aventurero de clase A.

Hasta ahora, Schneider ha sobrepasado sus límites a través de hazañas como derrotar a los Dragones Ancianos caídos, pero los Dragones Ancianos malvados no aparecen con mucha frecuencia, por lo que siempre ha pensado que su ‘Perdurable’ era una de las razones de su barrera de desarrollo.

Además, Jurizanapipe, el dios malvado de la degeneración y la intoxicación, se reencarnó como la Elfo Lissana, transformándose de un verdadero dios a un semidiós en el proceso. Por lo tanto, no pudo darle a Schneider su protección divina.

Pero ahora, después de que Vandalieu liberó a Vida de su sello y Schneider conoció a Zantark, Farmaun y Tiamat en persona en el Continente Oscuro, ha obtenido varias protecciones divinas al mismo tiempo. Incluso adquirió otra misteriosa protección divina inmediatamente después de conocer a Vandalieu.

Con esto, ha superado su barrera de desarrollo.