La Reencarnación de Aema


La mano derecha de Amy descansa profundamente en el bolsillo de su abrigo, protegiéndola del aliento helado de la noche. Ella camina por las calles poco iluminadas y mira fijamente al cielo, las nubes negras y el cielo, más negro. Polución: algo que prevalece en el mundo moderno de 2088. La mayoría de los animales exóticos se habían extinguido: Pez globo, rinocerontes, koalas, elefantes, unicornios. La mayoría no sabe cuáles eran reales y cuáles son falsos.

Amy mira la bolsa de víveres que tiene en su mano izquierda. Eso podrá durarle unos días más. Saca su mano derecha del bolsillo para mirar su reloj barato. 10:47 PM, no debería estar despierta tan tarde. Empeorará su calidad de escritura. Hay gente que cuenta con ella para hacer un buen capítulo.

«¡Ni siquiera quiero escribir mañana! Estoy demasiado cansada», murmura. «No, tengo que ser como Aema, ¡energía! Ella está llena de energía, así que yo también debo serlo.»

Amy sube sus gafas mientras continúa navegando por las calles oscuras, mirando los árboles y arbustos grises y moribundos del camino. Ella lee los números de las puertas, todavía tiene un largo camino por recorrer.

423, 422, 421, 420, 419, 418, 417.

«El diseño de cuadrícula de esta ciudad es tan aburrido», asegura Amy mientras se aparta su enmarañado y harapiento pelo negro de sus ojos.

‘Sin curvas, sólo recto y lineal… ¿no dijo alguien eso sobre mi libro? La trama es predecible, y el romance entre la protagonista femenina y el protagonista masculino está pasado de moda. Bueno, es un éxito, y si es un éxito, ¿por qué cambiarlo? ¿Verdad?’

Amy mira al otro lado de la calle hacia la tienda y se queda mirando su reflejo en el cristal. El mundo casi parece aburrido a su alrededor. Un dolor surge de repente en su cabeza, causando que caiga al suelo. Sus rodillas se doblan, cualquier control sobre ellas la abandona mientras la oleada de dolor recorre su cuerpo. La visión de Amy se ve inundada por colores vibrantes y contrastantes. Sus compras se extienden por el pavimento.

Thump,

Thump,

Thump,

Thump.

El dolor desaparece, Amy se recupera, recogiendo sus comestibles rápidamente. No había nadie alrededor para ver eso. Rápidamente descarta el dolor como una migraña de algún tipo producida por la falta de sueño.

Un largo bostezo deja los labios de Amy. Sus ojos se cierran lentamente con cada paso que da, como si cayera en un lento trance mientras está hipnotizada.

Una bocina que rompe los oídos truena en sus orejas. Levanta sus ojos cansados hacia un camión que se dirige hacia ella. ¿Cuándo llegó a un cruce? No hay ninguno hasta dentro de 500 metros. Amy intenta saltar, brincar o zambullirse como lo haría cualquier persona cuerda; sin embargo, sus pies están congelados e incapaces de moverse. Como si alguien los hubiera soldado al suelo.

Thump,

Thump,

Thump,

Thump.

El camión se estrella contra ella, lanzando su débil cuerpo humano al aire. Ella se estrelló contra el suelo, probando el hormigón húmedo en su boca mientras una sensación de frío la rodeaba.

«¿Qué, qué pasó?», dice mientras siente que su cuerpo se hunde en la carretera.

‘¿Me han golpeado? ¿Voy a morir? ¡No podré escribir! No, no puedo permitir que mi libro se detenga en el capítulo 68. Mi libro no puede detenerse en un hiatus eterno. Mi libro no es sólo mi escapismo, sino también el de otros — No puedo morir.’

Su visión está llena de los mismos colores brillantes otra vez. Su cabeza se siente como si estuviera siendo apretada en un poderoso torno, cada vez más apretada y más apretada. Su cabeza comienza a gritarle, pulsando una y otra y otra vez…

‘Esto no es justo.’

[Pareces perdida, niña.]

De repente una voz resuena en la cabeza de Amy. Más exactamente, era una voz femenina y una voz masculina que hablaban al unísono y se fusionaban dando la impresión de ser una sola voz.

‘¿Quién eres tú? ¿Qué es usted? ¿Estoy muriendo?’

[Tenemos muchos nombres, Vida y Muerte, es el más exacto. Uno no puede existir sin el otro. Y sí, morirás. Tus heridas son graves como para que puedas vivir.]

‘¿Por qué me dices esto?’

[Tenemos un poder llamado Transmigración Mundial. Y tenemos algo especial reservado para ti. Vas a ser trasmigrada por nosotros a un mundo que te es familiar. Está parcialmente basado en tu libro «Un Estudiante de Secundaria Aprende a Sobrevivir en una Fantasía». Incluye algunos de tus personajes adicionalmente.]

‘¿Cuáles?’

[Zeruna y los Niños del Caos son algunos de ellos. Catástrofe, Calamidad y Cataclismo. Lord Dragón Avendor. Creemos que eso es todo.]

‘Los Niños del Caos, Calamidad, Cataclismo y Avendor están muertos en mi historia». ¿Por qué están vivos aquí?’

[Dijimos parcialmente. Ahora, ¿aceptas? Si no aceptas, morirás.]

‘¿Qué pasa cuando mueres?’

La voz femenina habla. [Yo soy Vida, yo reparto la muerte. Soy considerada una ladrona, yo tomo. Palabras duras, duras e injustas, palabras usadas para describirme. Palabras que has usado para describir. No hay una persona que piense que la vida es agradable y fácil, no importa cuán rica o pobre sea.]

Ahora es el turno de la voz masculina solamente. [Muerte, lo que se encuentra al final de la vida. Yo soy el que se oye al final. Vendré, no importa cuánto lo intentes. Sin embargo, a pesar de que tomo y no doy, a menudo me consideran la mejor de las opciones. Algunos eligen la muerte en lugar de la vida].

Vuelven a hablar juntos. [Somos el ciclo de la vida y la muerte, y sin embargo, es gracioso porque ninguno de nosotros sabe realmente lo que hay al final de la línea. Lo que realmente sucede cuando mueres. Tales conceptos extraños están más allá de nosotros dos.]

‘Para ser Dioses, no saben mucho.’

Las dos voces empiezan a reírse al unísono, de forma espeluznante. El tono de sus voces es diferente, pero sus volúmenes están perfectamente sincronizados.

[¿Quién dijo que éramos Dioses? De todos modos, ¿debemos asumir que has elegido la reencarnación?]

‘Sí. Lo he hecho porque asumo que no hay forma de volver a mi cuerpo. Allí abajo.’

Sin saberlo, todo el tiempo que Amy estuvo hablando, su perspectiva se elevaba lentamente. Ascendiendo más y más alto en el cielo.

[Bien, muy bien. Puedes hacer tu cuerpo. Sin embargo, no debes hablar de esta conversación bajo ninguna circunstancia a nadie. Somos omnipotentes y casi omnipresentes. Si hablas de ello, nada más que tonterías saldrán de tu boca y tu esperanza de vida disminuirá en cincuenta años.]

‘Al menos no moriré como ese tipo en Another: Zero. El anime de 2016 fue una mierda.’

NTK: Probablemente se refiere a Re: Zero, ya que Another no tuvo ninguna aparicion en 2016

[Prepárate para la reencarnación.]

Su visión había ido más allá de la Tierra, luego de Marte, Júpiter; acelerando cada vez más rápido hasta que todo a su alrededor se volvió borroso. Amy siente que se detiene, mira a su alrededor y es abrazada por una oscuridad interminable. No hay ni una sola estrella a la vista. ¿Dónde está ella? ¿Más allá del universo? Tal vez incluso más lejos.

Una pantalla azul aparece repentinamente a su lado con un agudo sonido ding.

[Diga su nuevo nombre:]

‘¿Nuevo nombre? Esto es como «Un Estudiante de Secundaria Aprende a Sobrevivir en una Fantasía». Esto es lo que la MC vio antes de que ella se reencarnara. Supongo que usaré el nombre de la MC también.’

«Aema Caelesi», afirma Amy.

[Elija sus habilidades ∇.]

Lo que parece una lista interminable de habilidades se despliega frente a Amy, ella se desplaza hacia abajo, y abajo, y abajo. Le lleva más de un minuto llegar al fondo. Intenta suspirar, pero no pasa nada. ¿No está respirando? Entonces, ¿cómo habló? Todo está lleno de tanto misterio.

‘Esto tardará un poco.’

Después de tomar lo que parecían horas de su tiempo eligiendo sus habilidades, finalmente obtiene las habilidades exactas que Aema tenía en su libro. Una arquera mágica, un tipo de híbrido de arquero – mago que usa maná puro en lugar de flechas. Se consideraba una de las cosas más creativas de su libro, aparte de los nombres.

Luego revisa sus estadísticas. Eligiendo entre las opciones disponibles. La mayoría de los puntos de estadísticas no están pensados tanto como podrían estarlo, sin embargo, eso no le preocupa mucho a Amy. Sólo intenta acercarse lo más posible al original.

Ahora llegó al diseño del cuerpo.

[Raza ∇: Alto Humano.]

«Raza».

[Alto Humano

Humano

Orco

Elvenkind ∇

Lizardkin ∇

Minotauro

Enanos

Beastkin ∇

Demonkin ∇

Ogros

Vampiro ∇

Trolls

Goblin

No Muertos ∇

Bestias Mágicas ∇]

‘No puedo tomar nada, extraño. No importa, Alto Humano no suena tan mal. Me pregunto cuál es la diferencia entre los Alto Humanos y Humanos. Eso será algo que investigaré cuando me encuentre con mis compañeros humanos. Sólo mencioné brevemente la mayoría de estas razas… Me pregunto cómo son. Supongo que lo averiguaré pronto.’

A Amy se le presenta entonces un cuerpo, sin pelo y sin rasgos visibles. Parece sólo un maniquí, sin ojos, nariz, boca u orejas. La piel es de un inquietante color gris, como un cadáver o una estatua de piedra sin rasgos.

Un mensaje se dispara a través de su cerebro, diciéndole que ‘imagine el cuerpo. Diseña cada centímetro del cuerpo. Moldea la arcilla.’

«Bueno, he establecido mi nombre, habilidades y cosas como Aema. También podría hacer que mi apariencia sea la misma que la de ella, ella es mejor que yo, así que ser más como ella me hará mejor», se dice Amy a sí misma mientras cierra los ojos y visualiza las palabras que escribió para su descripción. «¡Perfecto!»

Largo cabello castaño, ojos dorados y un busto superior a la media. Podría hacer que cualquier hombre se desmayara con sólo mirarlos. Ella es realmente una persona equipada con una belleza angelical.

[¿Creación terminada?]

«Sí».

[Reencarnación en tres…

Dos…]

‘¡No puedo esperar! Mis aventuras comienzan aquí, en mi propia historia.’

[Uno…]

Zeruna y Aema se sientan en sus camas, una frente a la otra. En la habitación adyacente, Vidir y Tina probablemente estén durmiendo. Si no, se miran con rabia el uno al otro. Si no es así, están intentando escuchar a escondidas lo que Aema y Zeruna están hablando. Ambos estarían muy interesados en la infancia de Zeruna y probablemente en la de Aema también. Considerando esto, Zeruna preparó múltiples hechizos y contra-hechizos para cualquiera que intentara escuchar su conversación.

Aema comienza a derramar todo sobre su reencarnación, excluyendo la parte sobre Vida y Muerte. Podrían estar viéndolos y escuchándolos. Ninguna cantidad de magia de Zeruna podría evitar que los dos Dioses los escucharan. Como Dioses, lo más probable es que sean omnipotentes, omnipresentes y omniscientes. Incluso lo dijeron ellos mismos.

«¿Qué hay de tu libro?» pregunta Zeruna con impaciencia. «Me encantaría saber más sobre eso a pesar de la premisa cliché.»

«Una historia para otro momento.»

«¿No eres fan de los momentos de suspeno?», murmura Zeruna.

«Ojalá hubiera podido escribir más. Ahora mis lectores estarán para siempre en un momento de suspeno.»